jueves, octubre 28, 2021

Todos desean lo mejor para el año 2021 y muchos se preparan para algún ritual o cábala de buena energía

Existen desde la antigüedad y se fueron pasando de generación en generación y de un país a otro

El mundo se prepara para recibir el nuevo año. Hay una energía fuerte que une a las personas y que se direcciona en un mismo sentido con dos consignas firmes. Que el presente se vaya rápido y que el 2021 llegue más esperanzador que el vivido.

Cada sociedad sabe que no será un año como los transcurridos hasta comienzos del presente, ya que una pandemia azotó al planeta y las secuelas están vigentes. Lo cierto es que hay un aprendizaje para convivir con el Coronavirus que circula entre nosotros, y a su vez, una vacuna para combatirlo que se pone en marcha ayuda en ese anhelo.

Pero detrás de este cuadro, y a los fines de hacerlo más atractivo hay familias que ante la llegada de un nuevo año cumplen con rituales, a manera de cabala, de buena energía y que vienen desde la antigüedad.

Con el paso del tiempo esa transmisión de generación en generación, de una cultura a otra, y de un país a otros, algunas formalidades han cambiado pero todos tienen el trasfondo de la búsqueda de superación de dificultades ante nuevos desafíos o emprendimientos, cambios de actividades, y demás, que, como toda innovación, se invoca, también, a la buena fortuna para su buen logro. Salud, dinero y amor, no están ausentes.

Casi todos, por no decir todos, han hecho rituales de la suerte alguna vez en la vida. La noche de este 31 de diciembre no estará exenta, y es el día ideal para volver a ponerlas en práctica.
La mayoría hace mención a 12 consignas en relación a los meses del año.
  • Sal marina para atraer lo positivo y alejar lo negativo. Es muy sencillo y se trata de una creencia bastante antigua. Simplemente, el 31 de diciembre debes esparcir granitos de sal marina por los rincones de la casa. Y el 1º de enero debes barrer y sacar la sal por la puerta de entrada de la casa, para quitar todo lo malo y dar entrada a lo bueno.
  • La lista de los deseos. Tras el brindis de Año Nuevo, tenés que escribir en un papel todo lo negativo de tu vida y, en otro, los deseos que tengas para 2021. El papel de lo negativo, quemalo. Y el otro, conservalo dentro de un sobre, guardado todo el año en tu armario o en un lugar secreto donde nadie pueda verlo. Serán tus pedidos secretos.
  • Feng Shui. La técnica oriental del orden y la armonía también sirve para empezar el año atrayendo la buena suerte. ¿Qué hacer? Según el Feng Shui, el 31 se deben limpiar a fondo la cocina, el lugar de la casa que se relaciona con el dinero y la buena suerte. Es importante dejar todo ordenado y tirar lo viejo que ya no uses.
  • Ventanas abiertas. Durante la cena del 31, mantené al menos una ventana abierta de la casa, para ahuyentar lo negativo. Evitá dar portazos en la casa, así evitarás peleas y discordias. Además, la ventana abierta ayuda en la ventilación ante la pandemia.
  • Monedas en el zapato. Para atraer la abundancia a tu hogar, colocá al menos una moneda en tu zapato derecho en la noche del 31. Otras sociedades colocan un billete en reemplazo de la moneda y se persigue el mismo resultado.
  • Todo bien abrochado. Si en la cena del 31 usás prendas que lleven botones, cierres o cordones, fijate de tener todo bien abrochado y atado al momento del brindis de año nuevo. Este ritual es ideal para atraer el equilibrio y la suerte en 2021.
  • La valija. Se trata de una tradición colombiana que indica que a la medianoche del 31, tomes una valija (no hace falta llenarla) y salgas a dar una vuelta manzana. Este ritual ayuda a tener buenos viajes en el año nuevo. En algunas regiones de España, se le colocan objetos y se tiran que lo malo se vaya de viaje sin retorno.
  • Un anillo en la copa. Cuando llegue el momento del brindis, colocá un anillo o cualquier otra joya, preferentemente de oro, dentro de la copa. Debe ser un anillo que uses a diario y que tenga un significado especial, por eso la alianza de bodas es ideal. Atrae la suerte y el amor.
  • Las 12 uvas. Es una vieja tradición, que indica que al dar la doce de la noche del 31, debemos comer 12 uvas pensando en igual cantidad de deseos. Esta costumbre, no tan arraigada en nuestro país, proviene al parecer de lo que hacía la clase burguesa a fines del siglo 19. Al parecer hacia el año 1882 los ricos comían las uvas en fin de año, pero en el año 1909, como tuvieron muy buena cosecha, las comenzaron a vender como “las uvas de la buena suerte”.
  • Decoración con velas. Si bien es un ritual típico de la Nochebuena, como las velas nunca deben faltar en cualquier ritual de buena suerte, está más que bien encenderlas en la noche del 31 de diciembre. Para atraer la prosperidad, enciende una vela roja, otra verde y otra dorada. Quedarán muy lindas si las usas como centro de mesa. Y si las colocas sobre una cama de hojas de laurel y muérdago y las dejas consumir, mucho mejor. Luego desecha todos los restos para eliminar lo malo y dejar que entre lo bueno.
  • Quemar muñecos, barrer hacia afuera o utilizar ropa interior amarilla o roja son solo algunas de las opciones para llamar a la prosperidad. Debido al Covid-19, es importante que los rituales vengan acompañados de prevención.
  • Subirse arriba de una silla o de una escalera– Este rito propone que el año próximo vaya siempre en ascenso. Se debe subir a la silla a las 12 y bajar con el pie derecho para reforzar la buena suerte.
    Existen tantas cábalas de Año Nuevo como personas dispuestas a desarrollarlas.
    Lo cierto es que en un 2020 tan difícil, con una pandemia de coronavirus Covid-19 que todavía no da tregua, los rituales para atraer la buena suerte, la salud, la fortuna y el amor se vuelven casi una necesidad de medianoche.

    Es que todo el mundo, con rituales o sin ellos se ilumina de los mejores deseos de Feliz Año Nuevo!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias