lunes, octubre 25, 2021

Reunión de fin de año del presbiterio de Nueve de Julio

En Comunión y esperanza el Obispo Ariel Torrado Mosconi analizó el trabajo pastoral en pandemia y se delinearon las acciones para el 2021 con los sacerdotes de la diócesis

Renovar la esperanza y fortalecer la comunión, son las claves para seguir adelante con la misión evangelizadora de la Iglesia en estos momentos de incertidumbre. Tal es la síntesis de lo reflexionado en el encuentro -en parte presencial y en parte virtual- de fin de año, de los sacerdotes de la diócesis de Nueve de Julio, encabezados por el Obispo Ariel Torrado Mosconi, el lunes 21 de diciembre en horas de la mañana.

Con algunos sacerdotes reunidos por vicarías y otros en forma virtual se llevó a cabo la última reunión del año del presbiterio nuevejuliense. Monseñor Torrado Mosconi, lo hizo desde la parroquia San Anselmo de Pehuajó. La reunión comenzó con un momento de oración que consistió en la lectura del nº 7 de la carta apostólica Patris corde “Con corazón de Padre”, del Papa Francisco para el año dedicado a San José. Esos párrafos están dedicados a la necesidad de paternidad que tiene el hombre y el mundo de hoy, lo cual se aplicó a la figura del sacerdote en la Iglesia.

A continuación el obispo Ariel introdujo la temática de la reunión reflexionando sobre el año transcurrido e invitando a hacer memoria sobre todo lo vivido para proyectarnos hacia el futuro en comunión fraterna y renovada esperanza. Exhortó a los pastores que, en cada una de sus comunidades parroquiales, ayudaran a renovar y alentar la esperanza del pueblo con una fuerte promoción, cuidado y defensa de la vida, de la convivencia social y de las instituciones. Todo ello desde el Evangelio y según la Doctrina social de la Iglesia“ afirmó.

Luego, retomando el mensaje del Papa Francisco del 27 de marzo de este año, al comienzo de la pandemia, reflexionó a partir de algunas frases e invitó a evaluar el año que concluye pidiendo, también, que se formulasen algunas sugerencias, líneas de acción y propuestas para el año venidero” sostuvo. Luego propuso “¿Cómo ha influido la pandemia en mi vida personal y espiritual? ¿Cómo ha influido en la vida pastoral? ¿Cómo proyecto mi vida personal y espiritual para el próximo año? ¿Cómo proyecto la vida pastoral para el 2021?”, que fueron las preguntas planteadas para el intercambio de experiencias y opiniones así como para sugerir acciones de cara al futuro.

El diálogo continuó con los sacerdotes agrupados por vicarías hasta pasado el mediodía. Luego, cada sacerdote delegado de vicaría, presentará las conclusiones y propuestas para ser tratadas por el obispo junto al Consejo presbiteral.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias