Hace 157 años Nueve de Julio se fundaba como estrategia de nuevas conquistas

Compartir

Esta región de la pampa húmeda, desde 1840 se hallaba bajo las órdenes del cacique Calfucurá. Este cacique, originario de Chile, luego de cruzar la cordillera, había conseguido formar una confederación llamada Limache y eligió el pequeño paraje llamado Cla Lauquen –  kla: ‘tres’, y lafken: ‘laguna’ -como reunión de los malones que asolaban la frontera oeste de los fortines de Bragado y Veinticinco de Mayo.

Tres Lagunas era el nombre primitivo de la región estratégica.

Esa táctica llamó la atención de los jefes del ejército, quienes vieron la conveniencia de que ese punto estratégico fuera ocupado por la línea de frontera con el desierto.

Fue así como el coronel Julio de Vedia que llevó esa línea de frontera Bragado- Veinticinco de Mayo a 18 leguas más al oeste, saliendo de Bragado el martes 27 de octubre de 1863, al frente del tercer escuadrón del regimiento quinto de caballería de línea.

Esa táctica llevó a llamó la atención de los jefes del ejército, quienes vieron la conveniencia de que ese punto estratégico fuera ocupado por la línea de frontera con el desierto.

Fue así como el coronel Julio de Vedia que llevó esa línea de frontera Bragado- Veinticinco de Mayo a 18 leguas más al oeste, saliendo de Bragado el martes 27 de octubre de 1863, al frente del tercer escuadrón del regimiento quinto de caballería de línea.

Con él marcharon el Batallón de Blandengues, el sargento mayor Mariano Benítez, 150 guardias nacionales y un contingente de indios amigos de la tribu de Railef, de Bragado.

El mismo día llegaron al paraje Cla Lauquen, donde el coronel Julio de Vedia fundó el campamento Nueve de Julio, que estableció alrededor de una de las tres lagunas que daban el nombre al lugar, siendo esta la que actualmente forma el lago del parque General San Martín.

Dos días después, llegaron al campamento las fuerzas que se encontraban en Veinticinco de Mayo, compuestos de una Compañía del Batallón 4.º del Regimiento 5.º de Caballería, al mando del teniente coronel Benjamín Calvete y un piquete de indios de la tribu de Rondeau. Estas nuevas fuerzas ―con las que había traído el coronel Julio de Vedia― formaban un núcleo superior a mil hombres. Ese día acamparon en cercanías del espejo de agua, donde el coronel De Vedia fundó el Campamento Militar Nueve de Julio, y comunicó la creación del campamento al Gobierno nacional, solicitando al mismo tiempo que, con la base del mismo, se fundara el pueblo.

A 157 años de aquel suceso histórico y observando que, en dos años, el pueblo contaba con 165 viviendas, unas 700 personas, es decir, con alta proyección de crecimiento y desarrollo, Nueve de Julio, se debe una planificación de mediano y largo plazo con predominio de definición que futuro vislumbra.

Las compañías y batallones de entonces, han sido remplazadas a lo largo del tiempo por las fuerzas de las instituciones creadas al amparo de la Constitución, pero también muchas son la expresión de la voluntad de los vecinos para crecer, desarrollarse e impulsar nuevos pareceres. En la actualidad las denominados Organizaciones No Gubernamentales, que no son otras que las asaciones que ayudan al progreso.

Fijando puntos básicos o pilares hacia el futuro que se proyecte, una energía y voluntad suficiente puede ser el motor movilizar hacia ese rumbo.  Y los lineamientos deben ser trazados desde las necesidades y proyecciones de prosperidad.

A tres años vista, un tendido eléctrico que pronto se pondrá en marcha su construcción, trayendo flujo de energía propia desde una subestación o central en 25 de Mayo, la creación de un Parque Industrial, y la planificación de viviendas, entre otras prioridades, con un polo turístico son puntos más que suficiente para un trabajo organizado y planificado, sin egoísmo y mirando con grandeza, como aquellos 200 hombres que arribaron al paraje Cla Lauquen hace 157 años, sabiendo que era un punto estratégico y había que pensar, desde allí, su futuro.

Que este nuevo aniversario sea la rampa de lanzamiento, para limar escollos y fijar los puntos de evolución pos pandemia que va dejando como enseñanza que la solidaridad, y unión de fuerzas y voluntades son pilares esenciales para cualquier empresa y despegarla, despojada de todo egoísmo.

Feliz Aniversario. Feliz Cumpleaños!