viernes, julio 23, 2021

Un santiagueño que vive en Canadá es considerado para el Nobel 2020 de Física

Para el premio se considera que es un experto reconocido por sus investigaciones sobre formación y evolución de galaxias, como también sobre estructura cósmica y materia oscura

Julio Navarro nació en Santiago del Estero hace 58 años. Fue en el pasaje Diego de Rojas, entre las calles Salta y Pellegrini, de la ciudad capital de su provincia donde cursó la primaria en el colegio San José y la secundaria en la Escuela Normal “Manuel Belgrano; y luego fue a Córdoba a estudiar astronomía.

Una vez terminados sus estudios, completó su formación doctoral y pos doctoral en las universidades de Harvard y Arizona de los Estados Unidos y, Cambridge y Durham del Reino Unido y hoy es conocido en el mundo por sus investigaciones en la formación y evolución de galaxias.

El investigador es hoy profesor en la Universidad de Victoria de Canadá, donde vive y trabaja. Además, es un experto reconocido por sus investigaciones sobre formación y evolución de galaxias, como también sobre estructura cósmica y materia oscura.

Julio Navarro es el único argentino que fue incluido en selecta lista realizada por Citation Laureates con grandes posibilidades de ser nominado para el Premio Nobel en Física. Todo se resolverá como es costumbre, en octubre.

Los ganadores del más alto honor de la ciencia, tanto en física, medicina, química y economía, se prevé que sean elegidos durante los primeros días de octubre por los cuerpos colegiados que tienen esa tarea: la Real Academia de las Ciencias de Suecia, para los ganadores del Nobel de Física, Química y Ciencias Económicas; la Asamblea del Nobel del Instituto Karolinska, para Medicina; y la Academia Sueca que nombra al ganador del de Literatura.

“Es un comité bastante secreto y selectivo de personas que asesoran a la Academia Sueca para dar los premios Nobel, así que no hay candidaturas, ni nominaciones a ese premio. Lo que hacen algunas compañías, como esta por la cual yo recibí está distinción, es tratar de pronosticar quién podría recibir el Nobel de acuerdo a ciertas métricas que usan y viendo el impacto de los trabajos científicos”, comentó Navarro.

Este reconocimiento es un testimonio ‘que nuestro trabajo ha tenido mucho impacto’, pero ello “no garantiza para nada la obtención de un premio tan selecto e importante como el premio Nobel”.

“He trabajado mucho en la formación de galaxias, en cómo es que algunas galaxias como la vía láctea todas las estrellas están en disco, o por qué hay otras galaxias que son casi esféricas donde no hay un disco, entonces investigo por qué pasan estas cosas”, ejemplificó Navarro.

También sus trabajos, según manifestó, se basan en explicar “por qué hay más galaxias de un tipo que otro, todo ese tipo de cosas son como extensiones de trabajo que he hecho en materia oscura y por los cuales también aplicamos la misma metodología, modelos numéricos en supercomputadoras que nos permiten decidir cuál de nuestras hipótesis esta más de acuerdo con la realidad”.

Julio Navarro considera que no es habitual que un joven estudié ciencias, porque “son carreras no tan comunes, especialmente la astronomía”, pero “si tienen vocación yo aconsejo a que la sigan”.

“No hace falta un talento descomunal, una inteligencia brillante, sino más que todo hay que tener perseverancia, iniciativa, capacidad de trabajo y también imaginación, que creo que son las cualidades que uno necesita para triunfar en este tipo de cosas”, destacó.

Sobre sus investigaciones, Julio Navarro hace mucho tiempo que trabaja en lo que se denomina materia oscura, que es un componente del universo, el cual está formado por una parte de átomo, oxígeno, hidrógeno, carbono, y otros elementos, que son las que llamamos materia ordinaria y la otra parte que uno conoce de la energía que es la luz, el sol, la luz que viene de las estrellas.

En ese sentido, el santiagueño nacido el 12 de octubre de 1962, expresa que esa energía que hemos estudiado por muchos años en física y química en verdad es un componente mínimo del universo.

“Porque el universo está hecho de otras cosas que no son sólo átomos y la luz típica que nos llega del sol, esa cantidad de materia de luz y de materia normal es ínfima, es un 4% de materia y energía total del universo”, puntualizó el astrónomo.

Por lo tanto dijo: “Creemos que el resto, el 96% restante se divide en dos, una materia oscura, que es una materia que pesa, o sea que tiene gravedad, que hace que las galaxias puedan existir y otra parte es la que llamamos energía oscura que es algo bastante diferente, es una fuerza repulsiva de largo alcance”.

Sobre estos lineamientos, que además son novedosos para la ciencia, decidirá la Academia Sueca para dar los premios Nobel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias