Impacta a Daireaux un accidente protagonizado por un niño y un adolescente

Compartir

En la localidad bonaerense de Daireaux, un niño de 11 años murió tras recibir un disparo accidental en una vivienda cuando su amigo de 14 le exhibió un fusil, y se disparó accidentalmente.

El hecho se registró en calle Celestino Torres al 700 de es localidad.

Todo comenzó cuando un adolescente de 14 años hijo de un herrero acostumbrado a ir de caza, le exhibió a su amigo de 11, hijo de un comerciante que tiene unsa de repuestos, un fusil en el interior de la casa.

Todo se originó cuando mayor que a veces acompañaba a su padre de cacería, le explicaba cómo se cargaba el fusil y como era su funcionamiento.

En ese momento, el chico recibió un disparo en el rostro que le causó la muerte a los pocos minutos, tras lo cual efectivos de la comisaría local fueron alertados.

Según las fuentes, el personal policial alojó al amigo de la víctima en el hospital zonal debido a que por su edad es inimputable.

Los investigadores secuestraron el arma de fuego para ser peritada y determinar cómo fue que se efectuó el disparo.

Las fuentes añadieron que la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil 2 del Departamento Judicial Trenque Lauquen caratuló la causa como “homicidio preterintencional o culposo”.

Se investiga cómo se produjo el accidente.