‘Justicia incompleta’ es un documento de magistrados bonaerenses con reclamos al Ejecutivo provincial

Compartir

A través de dos documentos denominado ´Justicia incompleta’,  el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires, le reclaman a los Poderes del Estado, revertir que unos 600 órganos jurisdiccionales no cuentan con juez y piden una actualización salarial acorde a los magistrados de la justicia federal.

En el texto referido a las vacantes, los jueces señalan que el déficit es “serio” y viene “desde hace años”, al tiempo que resaltaba que no solo “no encuentra solución en el régimen de subrogancias” (suplencias) que rige para el poder judicial sino que incluso “ha venido agravándose en los últimos años”.

De acuerdo al documento “Justicia Incompleta” el deterioro llegó a tal punto que puede ser calificado como “proceso de vaciamiento” del Poder Judicial. El Colegio de Magistrados pidió en ese sentido “a los tres poderes del Estado arbitrar las medidas necesarias” para  revertirlo.

En el mensaje se señala que existen 120 cargos de fiscal sin designar y que 156 organismos del poder judicial creados por ley no hay podido ponerse en marcha por falta de nombramientos.

“En los Tribunales de Trabajo, a la fecha, se registran 42 vacantes de magistrados, sobre 69 tribunales en funcionamiento. Es decir que al menos la mitad de los tribunales no se encuentran integrados”, pusieron como ejemplo los Magistrados.

Entre las razones del agravamiento, los jueces citaron los “recortes presupuestarios”, la “ausencia de un presupuesto autárquico del Poder Judicial”, la “acumulación de temas sin resolver en el Ejecutivo provincial” y una “lentificación” en el funcionamiento del “consejo de la Magistratura”.

Además, el colegio denunció que “más de 100 cargos que han quedado vacantes recientemente y por los cuales el Ejecutivo aún no ha llamado a concurso”.

Por otra parte, los magistrados firmaron un comunicado en el cual reclaman por su situación salarial y la del resto de los agentes de ese poder del Estado. Allí señalan que los últimos aumentos salariales “no alcanzan para cubrir la inflación” ni “mucho menos lo adeudado de los últimos dos años, comprometido en documentos oficiales”.

A todo esto, mirando al Ejecutivo bonaerense se expresa que “a principios de año se rompió con la política de no otorgar aumentos diferenciados entre empleados y funcionarios y magistrados. Esa decisión distorsiona la pirámide salarial y la debida proporcionalidad entre obligaciones, responsabilidades y retribución”.

Los jueces señalaron también que “se ha perdido cualquier proporcionalidad” con los salarios que se pagan en el sistema judicial nacional, lo que significa que se agrandó la brecha entre ambas jurisdicciones.

“Es este momento, en el que la degradación de los ingresos de los operadores del sistema ha alcanzado límites preocupantes, es imprescindible que se convoque de manera inmediata a discutir la manera de terminar con esta grave afectación de los ingresos familiares y, más grave aún, del principio de Intangibilidad, de rango Constitucional”, que hace que los haberes de los jueces no se deteriore.