viernes, julio 23, 2021

En el centro de Nueve de Julio una muchedumbre marchó por Micaela Zalazar

La mujer, embarazada, fue víctima de femicidio y se pidió 'justicia' frente a la Municipalidad y el Juzgado de Paz


Con procesión por dentro, ojos que denotaban tristeza y en algunos lágrimas y que se dejaban ver por encima de los tapaboca, una muchedumbre, como hacía años no se veía en Nueve de Julio, marchó por Micaela Zalazar.  Fue en silencio, con dolor y como máxima exteriorización, aplausos que acompañaron la recorrida.

Es que desde las redes sociales a medida que se iniciaban que Renzo Pancera de 25 años, boxeador amateur,  había golpeado a su pareja Micaela Zalazar de 29 años, de tal manera que fue hospitalizada y allí falleció por lesiones internas múltiples, subía la indignación por el femicidio. Desde allí surgió la convocatoria que ratificó a media mañana el Jefe de la Policía Comunal, Comisario Inspector Gustavo Quemehuencho. Todo empezaría a las 16 hs.

La concentración se realizó en la Plaza Belgrano y desde ahí los participantes marcharon hasta la municipalidad y el Juzgado de Paz.

El mayor caudal de concurrencia fue de mujeres que asistieron en familia, amigas, hijas o nietas, jovencitas y abuelas. Esos aplausos fueron de solidaridad con la familia de Micaela y de repudio a Renzo Panceras, por el femicidio, fueron también un sacudón a un sistema que no encuentra contención a las víctimas de violencia de género.

Un momento particular fue cuando sus primas y amigas contaron que se trataba de una ‘relación tóxica’. Belén, una amiga de Micaela que encabezaba la movilización aseguró que Pancera “la lastimaba mucho, física y psicológicamente”; mientras que una prima de Micaela Zalazar afirmó que él le “pegaba” pero ella “no lo contaba” porque lo “amaba”.

Esta marcha hace además un llamado de atención fuerte, ya que se construyó una suerte de altar en la puerta de la Municipalidad. Si bien hay un intendente que administra, encierra un señalamiento por lo que le corresponda por jefe gubernamental, al ser la comuna la casa que representa a todo un pueblo, esos los aplausos se direccionan también en un sacudón a que vecino sobre su conducta y acciones ante denuncias de género.

Pero lo que más llamó la atención de esta movilización, de más de 500 metros que caminó por las Avda. Mitre, Hipólito Yrigoyen, Avda. San Martín y Libertad; desde el Palacio Municipal, fue que haya ido hasta el Juzgado de Paz, donde también se dejaron mensajes a manera de llamamiento a la reflexión que cuando una mujer hace una denuncia, del tenor que sea por violencia de género y aunque la formule en ventanilla que no correspondiere, se escuche el mensaje y no se lo disminuya en los carriles de  lo burocrático. Por el contrario que se lo considere como la llama encendida al bombero que rápidamente corren en evitar su expansión, trabajando en circunscribirlo hasta apagarlo.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias