viernes, julio 30, 2021

Cumple 70 años el ‘Cilindro de Avellaneda’

Fue inaugurado el 3 de septiembre de 1950 por Juan Perón y su Ministro Ramón Cereijo

En la historia del fútbol argentino, Racing Club ha sido pionero en Copas, Medallas y Trofeos.  Hay muchos ejemplos. Fue el primer campeón del amateurismo en el Siglo XX y el primer equipo en conquistar una copa interclubes del Mundo. También fue el primer campeón del presente Siglo XXI.

En Estadios, tampoco es la excepción. Conocido popularmente como El Cilindro de Avellaneda o Presidente Perón, tiene el récord de espectadores, ya que en el partido de vuelta por la final de la Copa Intercontinental 1967 asistieron más de 120.000 personas. Además, fue el primer estadio de Argentina en tener la totalidad de las plateas techadas.

Este 3 de septiembre arriba a su 70 aniversario desde su inauguración por el entonces Presidente Juan Perón y su Ministro de Hacienda, Ramón Cereijo. Por entonces, la Comisión Directiva del club decidió designar presidente honorario a Juan Domingo Perón y socios honorarios a Eva Duarte de Perón, a Ramón Cereijo, a Juan Atilio Bramuglia y a Miguel Miranda. Carlos Pailot, presidente de la institución, fue también el que decidió que el flamante estadio llevara el nombre del mandatario de entonces del país.

También llamado ‘El Coliseo’, el estadio está en la bonaerense de Avellaneda. Es propiedad de Racing Club y está situado sobre los pasajes Mozart y Corbatta, siendo lindante con las calles Colón y Diego A. Milito.

Fue diseñado por ingenieros alemanes, algunos de ellos con experiencia en la obra de reconstrucción de ciudades destruidas por la guerra.

Las dimensiones del campo de juego son de 105 × 70 metros, haciendo de este uno de los de mayor superficie en el país.

Posee un obelisco en uno de sus costados, en cuya cima hay un mástil con una bandera de la institución, así como también un lugar para colocar una cámara de televisión y transmitir partidos en vivo. La torre del mástil fue diseñada para que la sombra se proyectara sobre la mitad de la cancha a las tres de la tarde.

En su anillo inferior lo rodea una fosa con agua que separa las tribunas del campo de juego. Es por seguridad para que fanáticos desbordados puedan ingresar al césped.

El 27 de marzo de 1944 se inició el proyecto de construcción. La meta de la dirigencia era que Racing dispusiera de un espacio propio y de calidad para competir a gran escala. Se nombró una comisión encargada de la adquisición del campo de deportes y la compra de los 30 mil metros cuadrados que pertenecían a los ferrocarriles fue el paso clave en ese proceso. Se sabe que Juan Domingo Perón – hincha de Racing –  presidente del país en aquel entonces, recomendó erigir la cancha en el barrio de Retiro. Sin embargo, las autoridades del club optaron por quedarse en Avellaneda, la ciudad en la que había nacido la institución.

La financiación de la obra comenzó a desarrollarse cuando promediaba 1946.

En agosto de ese año, vio la luz el decreto que contemplaba todos los gastos del emprendimiento. Un préstamo de 3 millones de pesos por parte del Gobierno Nacional fue determinante para impulsar la gestión. Este dinero fue devuelto por el club en tiempo y forma.

Fue inaugurado el 3 de septiembre de 1950 en un partido en el que Racing venció a Vélez Sarsfield por 1 a 0 con gol de Llamil Simes. Curiosamente, un hijo de Simes, convecino de Avellaneda en la década del ’70 fue Gerente de la Sucursal del banco nación de Facundo Quiroga, y con orgullo contaba esa anécdota. Su hija, Graciela, adolescente repetía con entusiasmo ese episodio de la historia familiar cuando hacían referencia a su simpatía por Racing. Los memoriosos de la localidad recuerdan que era ‘Albicelestes’ a ‘capa y espada’.

En 1966 fueron inauguradas las torres de iluminación del estadio. En celebración del evento, el club invitó al Bayern de Múnich a disputar un encuentro amistoso, que terminó con victoria racinguista por 3 a 2. Esta luminaria fue renovada hace tres años – 2017 – por luces modernas traídas de Europa.

Este aniversario, encuentra al Estadio en un nuevo emprendimiento. También pionero como todo lo que hace racing, dando el puntapié inicial. Construye plateas familiares, bajas y vidriadas de tal manera que en forma cómoda y segura se pueda disfrutar de cada espectáculo.

Racing Club se renueva. Además de mejorar el campo de juego, también se acomodan los espacios de tantas alegrías, historias y emociones.  Alcanza a tribunas, Ampliación de Palcos y Plateas, Mejora y adaptación a normas Internacionales, Mejorar la arquitectura de cada sector edilicio y deportivo, Intervenciones técnicas para resolver patologías, Accesos, Estacionamiento y Circulaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias