domingo, julio 25, 2021

Amor por la vida: es el Día de la Partera en homenaje a San Ramón Nonato

La fecha alcanza a Argentina y fue instituida en 1934 por la Asociación Obstétrica Argentina

El 31 de Agosto de 1934 fue creado el Día de la Partera Argentina, en la Asociación Obstétrica Argentina,  cuya presidenta era la Obstétrica Sabina Romanille. La fecha procura un reconocimiento a quienes asisten a la mujer en el parto, con todo lo que eso implica. Se la acompaña desde lo afectivo, se le transmite confianza, se la contiene, se le da ayuda, junto al trabajo específico profesional.

San Ramón Nonato, nacido en Lérida, España, en el año 1204, debe su nombre al hecho de que fue extraído con vida del vientre de su madre, muerta el día anterior. Se evidenció además, que las mujeres siempre han sido sanadoras.

Fue un Sacerdote de la orden de la Merced, que dedicó su vida a la redención de los cristianos cautivos y llegó a ser nombrado Cardenal por el Papa Gregorio IX.

En relación con las circunstancias de su nacimiento, este santo fue elegido patrono de las obstétricas, parturientas y embarazadas, celebración que recae en el aniversario de su muerte, ocurrida el 31 de Agosto de 1240.

En este día se rinde homenaje a la Obstetricia, disciplina que cumple importantes funciones respecto a la salud de las embarazadas, madres y recién nacidos, realizando controles prenatales de bajo riesgo, preparación integral para la maternidad.

Desde antaño, las parteras continúan jugando un importante papel en la salud materna en varios países del mundo, dado que tienen amplia aceptación en las comunidades, reciben capacitación en buenas prácticas y pueden detectar las alteraciones tempranas del embarazo y el parto. Hoy cuentan con apoyo de los organismos de salud.

Bajo estrictas normas de seguridad y vigilancia de su ejercicio, las parteras ocupan un papel sobresaliente en la obstetricia de los hospitales y clínicas, al lado de los obstetras.  Transmiten su experiencia y recomendaciones, además, de sus dones.

A lo largo de la historia, las parteras han permitido que desde la vida materna, ese placentero momento en el líquido amniótico, se llegue a la vida del medio ambiente. Lo han hecho con cuidado, entrega, entendiendo los temores de cada parturienta, ayudando, dando confianza, transmitiendo sus experiencias de madre, de contención y de amor.

Más que un trabajo es una vocación donde queda demostrado el amor por la vida.

En este día, de San Ramón Nonato, se merecen un reconocimiento por su entrega a cada nueva vida!. Felicidades!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias