domingo, julio 25, 2021

Preocupa en Bolívar que un terreno para viviendas lo usa un Club Privado para jugar golf

Se investiga una usurpación de un bien del Instituto de la Vivienda con anuencia del municipio

Un vecino de Bolívar ingresó una nota en la Municipalidad de ese distrito para que se informe sobre el destino de 35 hectáreas pertenecientes al Instituto de la Vivienda de la provincia de Buenos Aires.

Se consultaba las razones por las cuales ese terreno lo usa el Golf Club como propio, deporte de acceso a pocos habitantes, teniendo presente que Bolívar no es una ciudad exenta de las necesidades de viviendas como lo padece gran parte del país.

La primera respuesta que aflora es que el organismo provincial se lo había cedido al municipio el 14 de julio del año 2015, a través de la resolución 3453 y aceptados por el Concejo Deliberante distrital mediante la ordenanza 2341/15.

El denunciante, Milán Pasucci, asegura que “nunca se terminó de materializar el traspaso en el Registro de la Propiedad Inmueble a nombre de la municipalidad de Bolívar, por lo que el bien continúa siendo provincial”. De éste modo, las autoridades municipales estarían cediendo un terreno fiscal que no le pertenece, a un privado, para la utilización de los mismos como campo de golf.

El bien está inscripto catastralmente, Circunscripción II Sección N B Chacra 107 Remanente Parcela A 1 Superficie 349.166,13 mts. según plano 9-5 -2009, inscripto en la matrícula N° 18.237/11.

Lo que resulta llamativo, reflexionó el convecino inquieto, es que no se eligió un deporte popular que apunte a mejorar la calidad de vida de todos los vecinos de Bolívar, sino uno fundamentalmente destinado a la élite económica y que deja afuera por su propia naturaleza a gran parte de la población.

A esto añadió que las autoridades municipales admitieron que “no se percibe remuneración alguna por el uso del predio en gestión y, por el contrario, hay un vínculo de cooperación con el Golf Club de Bolívar”.  Es decir, utilizan tierras fiscales que, según Pasucci, ni siquiera son del municipio para ceder, no pagan ningún tributo por ello y utilizan el lugar para la práctica de un deporte no inclusivo.

No es la primera vez que se usurpa un bien del Estado en la creencia que el paso de tiempo le da derecho a una prescripción adquisitiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias