Joven de 23 años se recupera en La Plata tras una delicada intervención cerebral

Compartir

Se suele escuchar en distintos ámbitos sociales y de instituciones que Nueve de Julio es un distrito de personas con alto sentido de solidaridad.

Mamá Paola Monje y su hijo Juan Pablo Rojas han experimentado ese don ciudadano de ayuda y cooperación cuando ‘las papas queman’.

Cuando la mujer se enteró que Juan Pablo tenía un tumor cerebral localizado en el hipotálamo, sacó fuerzas y se puso al frente de los caminos para mejorar la salud de su hijo.

Confió en los médicos y en la ciencia. Tenía que resolver cuestiones económicas en plena pandemia. Además, tuvo que dejar el trabajo. Se puso al frente para asistir y ayudar al amor de sus entrañas. A su vez, familiares y amigos que ayudaron, se movilizaron para promover una rifa familiar. El premio es gastronómico pero simbólico ante un objetivo tan trascendente. Primer premio un lechón y el segundo premio un arrollado. Su valor es de$ 100. Todo se sortea el 22 de agosto.

Es que Paola, además de laborear, también dejó una vivienda ante dificultades para la locación.

Sabiendo del respaldo afectivo, médico y algo económico, tras la derivación de los médicos nuevejuliense ante interconsultas, el 21 de julio Juan Pablo fue operado durante doce horas en la capital de la provincia. Un cuerpo de profesionales con esmero cuidado, ciencia de por medio, y acompañados espiritualmente de una cadena de oraciones, cumplieron su objetivo.

El paciente sigue en terapia intensiva con lenta evolución favorable. Está internado en el Hospital San Martín. Nosocomio escuela platense de excelencia!.

En estas horas de espera en el curso de ese progreso señala a CN que ‘La verdad quede sorprendida con tanto afecto de la gente de mi ciudad! Y del apoyo que recibí.. la verdad más allá del dolor que paso como mamá me siento agradecida con toda mi ciudad querida’.