Vamos por nuestros sueños y nuestra historia

Compartir

En principio, el próximo 11 de octubre, los radicales hemos sido convocados a renovar nuestras autoridades partidarias por los próximos 2 años. Como todos sabemos, nuestro país y casi todo el mundo vive un hecho histórico sin precedentes, nuestra generación sufre en carne propia una pandemia de consecuencias inéditas, a esto se le suma nuestra frágil economía, que si la situación era preocupante antes de la aparición del covid-19, lo es ahora más.

Ante esta situación, es que la política debe repensarse y dar lo mejor de sí, para superar todos estos problemas, y para eso, necesitamos partidos políticos fuertes, con ideas sólidas y una dirigencia que esté a la altura del siglo XXI –de las circunstancias- y consecuentemente de las nuevas demandas que exige la sociedad.

Por esto y muchas cosas más, nos parece importante el fortalecimiento de la Unión Cívica Radical, vamos por un partido vanguardista, que esté al lado de los vecinos, que piense un 9 de Julio moderno y de iguales, que trabaje en fortalecer y generar nuevos cuadros para el actual mundo que vivimos, que diga lo que piensa y que haga lo que diga.

Y para ese partido que queremos, necesitamos de todos los radicales y vecinos que piensen y compartan estas premisas. Nuestro partido se fortalece en base al disenso y a nuestra democracia interna, muchos nos critican que hacemos internas y discutimos mucho, pero es nuestra forma de entender la política, discutimos y debatimos porque sabemos que está en nosotros la responsabilidad de representar a nuestros vecinos, de cuidar los recursos de todos, y eso, no es para una o dos personas que tengan la responsabilidad circunstancial de ocupar un cargo.

Vamos por este partido, el que le sirva a los vecinos y no a sus dirigentes, el que fortalezca Juntos por el Cambio y no se calle para mantener una cuota de poder, el que convoque y no se cierre, el que sea cabeza de muchos vecinos, referentes sociales y políticos que piensen en el Partido de 9 de Julio, vamos por nuestros sueños y por nuestra historia.