Día Internacional de la Leche

Compartir

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación proclamó el 1 de junio Día Mundial de la Leche.

Su celebración dada desde hace 19 años y procura, cada 1 de junio que en cada pías y su población, se pondere sus beneficios ya que brinda la oportunidad para hacer conocer sus actividades conexas que se realizan en todo el sector lechero. Muchos países han elegido celebrarlo el mismo día, lo que permite a las actividades que se realizan a nivel nacional tomar una dimensión global y además, darle a la leche un perfil universal.

Fue a la FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), a quien se le solicitó proponer una fecha en la que se pudieran celebrar todos los temas relacionados a la leche.

Muchos países ya celebraban este evento en torno al 1 de junio. Originalmente también se manejó una fecha hacia finales de mayo, pero algunos países, como la China, ya tenían un calendario repleto con otras conmemoraciones. De hecho, algunos países han elegido fechas una semana antes o después del 1 de junio.

Es que la leche es un alimento esencial en la vida de las personas porque nos provee de proteínas y calcio que nos ayudan a crecer, formar y fortalecer los huesos. “La Leche es el alimento más completo para el ser humano, por sus incomparables características nutricionales.

Contiene proteínas de alto valor biológico, diversas vitaminas y minerales imprescindibles para la nutrición humana, y es la fuente por excelencia de calcio.

Es un alimento insustituible en la alimentación de las personas, sobre todo para los niños, porque el calcio interviene en la formación de los huesos y dientes, en la contracción de músculos y en la transmisión del impulso nervioso.

Sin duda la leche es el primer alimento que reciben y deberían recibir los niños., dada sus Proteínas, Calcio, Cinc, Magnesio, Potasio, Fósforo, Vitamina D, Vitaminas del Complejo B
•    Son alimentos necesarios en los Programas de ayuda alimentaria
•    Son esenciales para la formación y mantenimiento de los huesos por ser fuente por excelencia de Calcio, conteniendo también Potasio, Vitamina D, Fósforo y Magnesio
•    Son alimentos adecuados para lograr una buena  rehidratación  y reposición de los depósitos musculares.

Además, contiene un ácido graso que ayudará a los bebés a fortalecer las células cerebrales: Ningún alimento tiene esta propiedad. La primera leche que le sale a la madre contiene esta grasa, por eso es necesario que apenas el niño nazca lo coloquen en el pecho de la madre. Celebremos el día de la leche.

La leche aporta muchos nutrientes, además de agua y minerales. Es rica en proteínas y azúcares, importantes para el organismo.

Entre las proteínas destaca la caseína, diversas seroglobulinas y albúminas, así como otras de utilidad como la lactoferrina.

De los azúcares, tiene importancia la lactosa (constituida por glucosa y galactosa). Aporta una gran cantidad de calcio y otros minerales como el fósforo y potasio.

El consumo de leche ha estado muy relacionado con el desayuno. Sin embargo, en la medida que esa comida ha empezado a ser despreciada, de la misma forma el consumo de leche se ha relativizado. La presencia de abundantes derivados lácteos en el mercado ha competido con ese alimento.

Aunque en ellos la leche interviene como elemento fundamental, no suele aportar la misma cantidad de nutrientes y minerales o en igual proporción. Resulta fundamental mantener ese consumo de leche en las personas en crecimiento o con problemas nutricionales y enfermedades crónicas (sin que sustituyan a otros alimentos indispensables).

No deja de ser fundamental también a lo largo de la vida. Ayuda a evitar no sólo déficits de nutrición sino también un aporte insuficiente de calcio. Todo ello tiene consecuencias en la salud del metabolismo y del sistema óseo. Entre las principales limitaciones están las derivadas de una intolerancia o alergia a algunos de sus componentes, como sucede con la lactosa, o bien diversas proteínas y antígenos presentes.