French y Beruti, los punteros políticos de la Revolución de Mayo

Compartir
La importancia de French y Beruti en las jornadas de Mayo de 1810 no fue la de repartir  escarapelas, hecho que una gama de historiadores han expresado que no existió, sino que a ellos se le debe, junto con las milicias, el aporte de sectores populares al movimiento revolucionario.
Estaban vinculados a los criollos que conspiraban contra el Virrey Cisneros en la Jabonería de Hipólito Vieytes, entre los que contaban Cornelio Saavedra, Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Juan José Paso, Feliciano Chiclana, entre otros.
Sus métodos, según algunos historiadores “no eran precisamente tolerante”, y sobre todo se caracterizaban por utilizar modales poco delicados frente a sus confrontadores.
Domingo French y Antonio Beruti fueron dos tipos pesados, de acción, dos protagonistas de una verdadera fuerza patriótica de choque que aporto mucho a la causa criolla.
Domingo María Crístobal French, comerciante y primer cartero de Buenos Aires, devenido en miliciano al momento de resistir las Invasiones Inglesas de 1806-1807, conoció al abogado y militar Antonio Beruti formando parte de una agrupación de curiosa mixtura, de pobres orilleros y comerciantes, conformada por 500 jinetes, que buscaban agitar las aguas para desestabilizar al Virrey Cisneros.
Los llamaban Los Chisperos”, nombre que hacia honor a sus armas que funcionaban a chispa.
Si hubo gente en la plaza el 25 de Mayo fue en gran parte por French, el cartero y Beruti, empleado Virreinal de la Contaduría. Hoy se sabe que “La Legión Infernal” conducida por ellos, proveyó una dimensión popular a los sucesos de Mayo y que, unidos a sus seguidores firmaron una petición que ejerció una presión que fue decisiva.  En algún momento hasta se grito “Matemos al Virrey”.
En el histórico Cabildo del día 22 estuvieron en los accesos a la plaza para controlar quienes pasaban o no a la Sesión, identificando a los suyos con una cinta blanca y maltratando a los partidarios del Virrey.
El 25 de mayo, cuando se discutía la formación de la Junta de Gobierno los seguidores de —
French y Beruti esperaban la señal de M Belgrano -quien arrojaría un pañuelo por el balcón si las cosas salían desfavorables, para irrumpir en el Cabildo.
Fue la amenazante presión de esta turba disciplinada, mucho más que la prédica de los intelectuales patriotas, lo que finalmente logro que el Síndico Leyva, el 20 de Mayo temiendo que una agitación empeorase, saliera al balcón y anunciare que “El Virrey esta inclinado a que el Cabildo Abierto se haga”.
El viernes 25 de Mayo fue necesario que Beruti seguido de un grupo de “Chisperos” violentara la puerta del Cabildo, entrara al salón, arma en mano, -según versión de Cosme Argerich, testigo presencial-  e informo “si en el acto no se acepta la Junta, pueden atenerse ustedes de los resultados fatales que se van a producir, por que de aquí vamos a marcha todos a los cuarteles a traer a la plaza las tropas que están reunidas en ellos y ya no podremos contener en el limite de respeto que hubiéramos querido guardarle al Cabildo”.
En tanto,  Beruti fue en ese momento quien escribió los nombres de los que integraría el primer gobierno patrio.
Domingo French había nacido en Buenos Aires el 21 de noviembre de 1774, en la Invasiones inglesas junto a Juan Manuel de Pueyrredón organizó el cuerpo de Húsares, donde fue nombrado Teniente. Se distinguió en el Sitio de Montevideo asistiendo a Rondeau.
Con la designación de su primo Juan Ignacio Posadas como Director Supremo conoció el destierro.
En 1815 asiste a Martín de Güemes en las batallas de Suipacha y Sipe Sipe.
En 1816 vuelve a Buenos Aires, cansado y enfermo, pero se pone a las órdenes de Dorrego.
Su enemistad con Pueyrredon le cuesta un nuevo exilio, en Baltimore, EEUU.
 En 1820 con la salud deteriorada pelea en Cañada de la Cruz a las órdenes de Soler sufriendo la derrota y prisión.
Tuvo la ingrata misión de asestarle el tiro de gracia a su amigo Santiago de Liniers cuando por orden de la Junta fue fusilado en Cabeza de Tigre, en agosto de 1810.
El 4 de junio de 1825 murió en Buenos Aires a la edad de 50 años y sus hazañas y deventuras olvidadas por la historia.
Antonio Luis Beruti nació en Buenos Aires el 2 de septiembre de 1872, abogado, fue Teniente Gobernador de Santa Fé, entre 1812 y 1813, y de Tucumán en 1813 y 1814. Fue el primero en izar la bandera celeste y blanca en el fuerte el 17 de abril de 1815. Luego se incorporo al ejército de Los Andes, donde combatió en la batalla de Chacabuco.
Se caso con una mendocina, Mercedes Ortíz. Se desempeño como Legislador entre 1824-1829.

En la batalla de Rodeo del Medio, en septiembre de 1841 fue herido gravemente en el tórax, murió en Mendoza el 19 de noviembre de ese mismo año.

Escribe para Cadena Nueve, Miguel A. Banegas Rojas

Antonio Beruti-Domingo French