domingo, noviembre 28, 2021

Es el Día Internacional de los Trabajadores

Este año, el coronavirus invita a la reflexión sobre las nuevas modalidades laborales donde la tecnología se ha convertido en una herramienta muy valiosa

El 1 de mayo de 1886 se llevó a cabo una huelga laboral que fue parte de lo que se conoció como el caso de Haymarket .

Ese mismo día, Chicago – al igual que otras ciudades estadounidenses – fue sede de una importante manifestación sindical en apoyo de la jornada laboral de ocho horas.

Esas protestas se desarrollaron a lo largo de varios días y se relacionan con el origen del 1 de mayo como día del trabajo.

Desde su establecimiento en la mayoría de países por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago.

Este 2020 a la luz de la pandemia por el coronavirus las expresiones y adhesiones serán de manera virtual.

Al mismo tiempo que es una jornada para reflexionar el futuro laboral, dada la incorporación, más activa que nunca, de la tecnología como herramienta de trabajo.

Los tiempos y las circunstancias están muy lejos de la primera celebración del 1 de mayo en argentina.

En plena zona de la Recoleta se celebró por primera vez el Día de los Trabajadores en la Argentina. En la sede del Prado Español, ubicado en lo que hoy es uno de los barrios exclusivos de Buenos Aires, la reunión se inició a las 3 de la tarde del 1° de mayo de 1890 y juntó a 2.000 personas, una concurrencia numerosa para la época. Al día siguiente, los asistentes se enteraron de que habían perdido su jornal “por faltar al trabajo”.
Por iniciativa del club de trabajadores alemanes Worwaerts se había constituido un comité obrero para convocar al mitin a todos los asalariados.

Para eso redactaron un manifiesto en el que explicaban, que “reunidos en el Congreso de París del año pasado los representantes de los trabajadores de diversos países, resolvieron fijar el 1° de mayo de 1890  como fiesta universal de obreros, con el objeto de iniciar la propaganda en pro de la emancipación social”.

En el mitin hablaron varios oradores señalando “las deplorables condiciones de trabajo en todos los gremios” y reclamando la limitación de la jornada a ocho horas. Los diarios comentaron con asombro ese hecho, al que consideraban “extraño a las costumbres del país”.

La Nación dijo, por ejemplo, que “había en la reunión poquísimos argentinos, de lo que nos alegramos mucho”.

Otro periódico, La Patriaironizaba porque “todos los oradores hablaron en el sentido de que era necesario que se aumentaran los salarios y se disminuyeran las horas de trabajo, lo que es algo que sobrepasa los límites de los excelente”.

El Nacional, recalcó que en los discursos se observaban “bien dibujadas las diferencias que aquí, como en todas partes, dividen a los obreros en dos grupos: anarquistas y socialistas”. La reflexión fue confirmada cuando estos últimos, al año siguiente, prepararon un acto similar; recibieron la negativa anarquista y la celebración fracasó.

En la actualidad, las reivindicaciones laborales se mantienen y los gremios contemplan las nuevas maneras de trabajo ante un mundo muy cambiante y cercano al mismo tiempo, donde las distancias no son impedimento para labores de las variadas.

En este 1 de mayo, a todos los trabajadores, Muy Feliz Día!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias