miércoles, diciembre 8, 2021

Se conmemoran las Bodas de Oro del Día Internacional de la Tierra

Es en el contexto de la pandemia del COVID-19 y la crisis climática donde las actividades que se habían pensado se reducen a expresiones virtuales

Los defensores del equilibrio ecológico pensarán hoy que sus mensajes de alerta sobre el cuidado de la tierra alcanzan dimensión universal. Es que ante la pandemia del COVID-19 y la crisis climática sus expresiones localizadas o regionales se hacen planetaria.

Este 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra. La fecha que invita a su cuidado arriba a su Bodas de oro, y este día invita a que se debe generar conciencia entre todas las personas del planeta, sobre la importancia de su cuidado. Y hoy aflora con fuerza ya que se pone bien arriba esa toma de conciencia.

Los cambios en las formas de convivencia y movilización durante este tiempo de aislamiento social y sus visibles efectos en la naturaleza y urbes del mundo, invitan a reflexionar sobre el impacto de nuestras acciones. Además, el cuidado de la Tierra es responsabilidad colectiva y hay que fomentar esta armonía.

Con la pandemia, la situación recuerda al primer Día de la Tierra, el 22 de abril de 1970, cuando se estima que 20 millones de estadounidenses, el 10 por ciento de la población del país, salieron a las calles para exigir que los líderes políticos limpien el medio ambiente.

Estaban respondiendo al desastre que vieron a su alrededor: niebla espesa, derrames de petróleo y ríos destrozados. Una semana después, el presidente Richard Nixon invadió Camboya durante la Guerra de Vietnam. Los titulares fueron ocupados por la escalada del conflicto en el sudeste asiático y las protestas contra la guerra, escribió Denis Hayes, el organizador nacional del primer Día de la Tierra, en un editorial reciente en el Seattle Times.

Lo que impulsó el movimiento en ese entonces, escribió Hayes, fue una campaña duradera para sacar del Congreso a algunos de los políticos más anti-medioambientales: la llamada “Docena sucia”.

A 50 años de aquellos sucesos en Estados Unidos, la reflexión se convierte en universal, es decir, desde una grupo localizados en un país, a una masa de seres humanos en todos los continentes a invitar a los gobiernos a replantear el diario vivir, donde lo ecológico es trascendental, ya que hace al cuidado de todo ser viviente.

Se busca no soslayar los problemas de la sobrepoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra. Es un día para rendir homenaje a nuestro planeta o como se ha dicho a la casa grande de todos y reconocer a la Tierra como nuestro hogar y nuestra madre, así como lo han expresado distintas culturas a lo largo de la historia, demostrando la interdependencia entre sus muchos ecosistemas y los seres vivos que la habitamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias