martes, noviembre 30, 2021

La Unidad Básica Juan Domingo Perón recuerda a ‘Palito’ Sauco

Convecino que falleciera recientemente a los 78 años de edad e impulsara la peña 'El Zorzal'

Nacido el 8 de febrero de 1942, y bautizado como Edgardo Omar, Sauco desde muy pequeño recibió el apodo de Palito. Desde entonces, pocos sabían su nombre, pero lo conocían por su apodo. Desde la actividad de carpintero, supo cultivar amigos, y afectos que cosechó en la Unidad Básica Juan Domingo Perón y por haber abierto las puertas a la música popular, como cantor y guitarrero.

En estas horas donde la comunidad se entera de los decesos por la boca a boca ante el cancelamiento de la información del servicio de sepelio desde la prestadora ante el coronavirus, se supo de su muerte.

A ‘Palito’ Sauco se lo recuerda por su artesanía en madera, haber creado la Peña el Zorzal y desde allí animar con su canto y guitarra veladas de amigos y dar oportunidades a que otros rompan su timidez y se animen a cantar a la muchachada. Una camada de entusiastas en el canto y música, visitaron la peña, músicos que después se abrieron camino y fueron trascendiendo.

La entonces calle Catamarca, -hoy Ramón N. Poratti – al 2300, esquina Chacabuco fue testigo de esas jornadas de afecto, encuentros, música y rienda suelta a la cultura popular.

Repetía con frecuencia ante un allegado a la carpintería: “Aquí entra un cliente y sale un amigo”.

Cuando el entonces Héctor Callegaro se hizo cargo de la Juventud Peronista, Palito Sauco se sumó en esas filas y desde entonces no dejó de acompañar al peronismo y en particular a la Unidad Básica Juan Domingo Perón. Allí estrechó amistad con Arturo Ares, Alberto Bellicio, Jesús Blanco, Roque Galeano, y fue gestando  vínculos en todas las generaciones de justicialistas hasta acompañar a Mauro Esteban en su cierre de campaña. Es decir, desde la década del ’70, siempre firme a los compañeros.

La muerte lo aleja de amigos que lo despidan, ante un coronavirus, que impone un protocolo de aislamiento que lo deja solo en la inmensidad de una Sala de Velatorios vacía. Desde afuera a medida que sus afectos y conocidos se van enterando reflotan los recuerdos de la música, su canto y su guitarra, y aportes de campaña, ante una visión de la realidad que compartía, y el tallado de maderas que lucen en hogares nuevejulienses.

Edgardo Omar ‘Palito’ Sauco, descansa en paz!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias