Insólito saludo con agroquímico a un ciclista que entrenaba en Ruta 65 en el tramo Nueve de Julio-Bolívar

Compartir

Recientemente el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre invitaba a la sociedad a ser ‘Artesanos de la paz’, repitiendo una frase de Francisco. El mensaje fue ayer en Villa Gesell durante la misa por Fernando Baez Sosa a un año de su muerte violenta por una patota de jugadores de rugby y es una invitación a la sociedad para que se reflexione sobre conductas violentas que se tienen a diario.

Esta tarde, el ciclista Leandro López, que ha llevado bien alto a Nueve de Julio y el deporte a Europa y lo hace constantemente en la región y otras geografías, vivió un hecho insólito. Mientras entrenaba por la Ruta provincial 65 en el tramo Nueve de Julio-Bolívar, antes de llegar a la bajada a 12 de Octubre es pasado por un tractor fumigador, denominado vulgarmente mosquito. Toda vez que la velocidad promedio es de unos 45 km, quedó un tiempo detrás del vehículo de mayor porte. Mientras ello transcurría recibe una pulverización o dosis del líquido fumigador, aparentemente glifosato, lo que le obligó a parar, por las secuelas inmediatas que vivió su cuerpo, entre ellas una intensa picazón que le sigue durando. El glifosato está en la lista de productos o líquidos ‘probablemente cancerígenos’ conforme lo hiciera saber la OMS –Organización Mundial de la Salud-. El trractor fumigador dobló hacia 12 de Octubre.

Leandro López, sorprendido, llamó al 911 a los fines de recordar su uso indebido y en zonas pobladas. Lo más llamativo fue que el operador le consultaba donde quedaba 12 de Octubre amén de no saber el protocolo a seguir. Su denuncia sobre una abierta transgresión a una ordenanza vigente quedó en nada, mientras reflexionaba que los agentes deben conocer lo básico sobre geografía distrital.

En estas horas, la Comuna de Nueve de julio está convocando a todos los actores vinculados con los agroquímicos a los fines de recordarles la vigencia de la Ordenanza que limita su uso y la aplicación responsable ya que el daño ecológico es tema mundial.

Más allá del suceso, ser ‘Artesanos de la paz’ le cabe a cada ciudadano por una mejor sociedad, respeto en convivencia y en este caso, cuidado del medio ambiente y las personas.