Gollan advirtió que la situación de la salud en la Provincia es “gravísima”

Compartir
El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, se hizo eco de la crítica situación financiera de las arcas provinciales denunciadas por el gobernador Axel Kicllof y precisó que en su cartera se encontró con una deuda de 6 mil millones de pesos, mientras que  solo el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) quedó con un rojo de 6.500 millones. El ministro señaló que las situación financiera del área es “gravísima” y que dijo investigará la aparición de miles de dosis de vacunas vencidas .
No descartó denunciar penalmente a los funcionarios de la gestión de María Eugenia Vidal. 

Gollan detalló que los primeras acciones de gestión apuntan a “resolver la situación heredada” en la que proveedores y prestadores de las distintas aéreas del ministerio no reciben pagos desde marzo de 2019.  “El día que asumí tuve que ocuparme de pagar 3 millones de pesos que se le debían a la cooperativa que produce las gasas para los hospitales. Si no lo hacía, a ellos les cortaban la luz”, ejemplificó el ministro. Según detalló en una conferencia de prensa dada en el Salón Dorado de la Gobernación, en La Plata, la deuda acumulada por la cartera de Salud es de 6 mil millones de pesos, mientras que la de IOMA escala a los 6.500 millones. A todo esto se se suma la falta de fondos para el programa Incluir Salud, que ofrece cobertura médica para 245 mil titulares de pensionados. 

Gollan confió en levantar la deuda dejada por la gestión de Vidal y aseguró que se apelarán a todos las estrategias necesarias para “resolver el desastre que dejaron”. “La salud no es un tema de peronistas o radicales, sino un tema que nos atañe a todos por igual porque es lo más preciado que tenemos“, sentenció.

El ministro también se refirió a situaciones como la hallada en un depósito de la localidad de Melchor Romero: 160 mil dosis de vacunas vencidas de dosis de triple bacteriana, triple viral y hepatitis B. Gollan informó que se avanza en una auditoría para los otros cuatro depósitos con las que cuenta el ministerio para comprender “por qué pasó esto en un contexto de faltante de vacunas”.

“Debemos saber qué pasó porque no debe ser una sola causa: algunas perdieron la cadena de frío y otras pueden ser dosis de determinadas vacunas, como las antigripales, que con frecuencia suelen sobrar”, agregó el ministro y no descartó presentar una denuncia penal contra la administración de Vidal cuando finalicen las auditorías. 

El hallazgo de miles de partidas vencidas ocurre en medio de un rebrote de Sarampión, provocado por la faltante de vacunas durante el macrismo. A nivel nacional se lanzó una campaña de vacunación para la que Buenos Aires, según detalló Gollan, ya cuenta con un stock de 200 mil dosis de triple viral y fueron distribuidas 300 mil en las regiones sanitarias.

El ministro reconoció que “aún la cobertura para menores de un año no es óptima porque llega al 50%”, pero insistió en que las familias lleven a los chicos y chicas a vacunar desde la dosis 0 —a partir de los 6 meses— para evitar una epidemia. 

Kicillof había adelantado la dura situación con la que se encontraron los distintos ministerios y eso le valió una réplica, a través de las redes, del ministro de Salud de la gestión Vidal, Andrés Scarsi, quien buscó culpar al actual gobernador por lo hecho por el ex mandatario Daniel Scioli y reivindicó acciones como el Plan Integral de Guardias.

Sin embargo, Gollan reveló que Scarsi contaba con “créditos internacionales aprobados para construir centros de atención primaria y refacción de guardias que no fueron empleados” y lamentó que solo se podrán recuperar el 15 por ciento de esos fondos. 

En el mismo sentido, el ministro aseguró que se podrán en marcha los hospitales de La Matanza, Ituzaingó y Esteban Echeverría, que fueron construidos durante el gobierno de Cristina Kirchner y que permanecieron cerrados durante los cuatro años de Cambiemos. 

El titular de la cartera de Salud también se mostró esperanzado con recuperar el funcionamiento del Instituto Biológico Dr. Tomás Perón, que “está al 8% de su capacidad” y puso como objetivo que el produzca un protector solar de factor 30.