lunes, febrero 26, 2024
lunes, febrero 26, 2024

Santo Domingo de Guzmán había fundado la Orden de los Predicadores

En esta Fiesta Patronal el Obispo de Nueve de Julio presentará en la Misa de las 19 a los grupos de laicos que acompañan a la Iglesia en la diocesis

Santo Domingo de Guzmán es el Patrono de Nueve de Julio y de la diócesis. Había nacido en Caleruega, pequeña localidad de la actual provincia de Burgos (España), perteneciente por entonces a la diócesis de Osma. Miembro de una familia de santos, su padre, don Félix de Guzmán, es reconocido en la Iglesia como Venerable. Su madre, Juana de Aza, es venerada como Beata. Su hermano Antonio es Venerable y su hermano Manés, que se unió a Domingo cuando éste fundó de la Orden de Predicadores, también fue beatificado.

El nacimiento de Domingo está envuelto en leyendas que explican la obra que realizó y que han sido plasmadas por los artistas en sus representaciones. Nos referimos al sueño que tuvo su madre antes de darle a luz: soñó que llevaba en su seno un cachorro que portaba en la boca una antorcha encendida y saliendo de su vientre parecía prender fuego a toda la tierra.

De esta forma se representaba anticipadamente el nacimiento de un gran predicador que, con los ladridos de su doctrina sagrada, despertaría a las almas dormidas en el pecado, y con la antorcha de su encendida palabra, inflamaría vehementemente la caridad -a punto de languidecer- o el fuego que Jesús vino a traer a la tierra. Una vez nacido, también su madrina tuvo una visión en la que le pareció que el niño tenía una estrella muy resplandeciente en la frente, e iluminaba con su luz toda la tierra.

Con este mensaje de cuna, Santo Domingo creó la Orden de los Predicadores, de tal manera que cada católico lleve bien arriba y lejos el mensaje de Jesús.

A medida que crecía Domingo trataba de hacer la voluntad de Dios cumpliendo con amor ferviente sus mandamientos. De este período hay una anécdota que deja traslucir al vivo el espíritu de Domingo. Se cuenta que  mientras estudiaba en Palencia se desencadenó en casi toda España una gran hambre. Entonces Domingo, “conmovido por la indigencia de los pobres y ardiendo en compasión hacia ellos, resolvió con un solo acto, obedecer los consejos del Señor, y reparar en cuanto podía la miseria de los pobres que morían de hambre” (p. 86-87). Con este fin vendió los libros que tenía, aunque los necesitaba, y todo su ajuar y distribuyó el dinero a los pobres, diciendo: “No quiero estudiar sobre pieles muertas, y que los hombres mueran de hambre”. Son palabras que aún hoy nos conmueven. Fray Esteban de España comenta este hecho diciendo que siguiendo su ejemplo, algunas autoridades destacadas hicieron lo mismo, y comenzaron a predicar desde entonces con él.

En la celebración de esta Fiesta patronal, la misa de las 19 hs., abierta a la comunidad, será celebrada por el Obispo, Ariel Torrado Mosconi.

Allí, serán presentado a todos los Grupos que ayudan a la iglesia de la diócesis, desde Nueve de Julio, en la expansión del mensaje de Jesús.

Es decir, honrando a su patrono se mostrarán a los predicadores cotidianos que tiene la comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias