viernes, septiembre 30, 2022
viernes, septiembre 30, 2022

A 241 años del natalicio de José de San Martín

o_1534500593

José Francisco de San Martín y Matorras nació en Yapeyú, por entonces Virreinato del Río de la Plata el 25 de febrero de 1778. Hoy es una localidad de la Provincia de Corrientes. Falleció en Boulogne-sur-Mer, el 17 de agosto de 1850. Fue el menor de los cinco hijos que tuvieron Juan de San Martín y Gregoria Matorras y sus restos fueron repatriados en 1880 y descansan en la Catedral de Buenos Aires, en la Capilla Nuestra Señora de la Paz, custodiados permanentemente por dos granaderos.

Donde estuvo dejó su impronta. En Perú, por ejemplo, tiene los títulos de “Fundador de la Libertad del Perú”, de “Fundador de la República” y de “Generalísimo de las Armas”. En Chile, en tanto, se le dio el grado de “Capitán General”.

Realizó gran parte de su carrera militar en España, hacia donde partió cuando apenas tenía seis años. Tras alcanzar el grado de teniente coronel y servir 22 años en el Ejército español, San Martín regresó a Argentina y se puso al servicio de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Su liderazgo fue creciendo rápidamente, primero al mando del Regimiento de Granaderos a Caballo y luego en la jefatura del Ejército del Norte en reemplazo del general Manuel Belgrano. Luego, en 1817, San Martín completaría una de las gestas más extraordinarias: el Cruce de los Andes. Suceso universal inigualable por la geografía de la montaña, las alturas de la cordillera y la manera que organizó e hizo pasar el ejército hacia Chile.

Pocos recuerdan que siendo un hombre de fe,  entregó su Bastón de Mando a Nuestra Señora del Carmen de Cuyo. Este acontecimiento sucedió el 12 de agosto de 1818, el mismo día en el que también se confirmó la proclamación de la Virgen como Patrona y Generala del Ejército de los Andes.

A 241 años de su natalicio, sus reflexiones o máximas ganan en trascendencia, pero son poco aplicadas en el diario vivir, si bien se lo reconoce masivamente o e forma indiscutida como el Prócer Máximo del país.

Algunas de sus frases son:

-Un buen gobierno no está asegurado por la liberalidad de sus principios, pero sí por la influencia que tiene en la felicidad de los que obedecen.

-La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos”.

– Una derrota peleada vale más que una victoria casual.

– La conciencia es el mejor juez que tiene un hombre de bien.

– Mi sable nunca saldrá de la vaina por opiniones políticas.

– Cuando la patria está en peligro todo está permitido, excepto no defenderla.

– Si somos libres, todo nos sobra.

– Mi nombre es lo bastante célebre para que yo lo manche con una infracción a mis promesas.

– Hace más ruido un hombre gritando que cien mil que están callados.

– La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder.

– Mi mejor amigo es el que enmienda mis errores o reprueba mis desaciertos.

– Mi juventud fue sacrificada al servicio de los españoles; mi edad mediana al de la Patria; creo que me he ganado mi vejez.

A su vez, siempre fue respetuoso de la propiedad ajena, lo que le inculcó a Merceditas, su hija, como también que sepa guardar los secretos que se le confiaban. También a vivir con lo necesario, austeramente. Le inspiró  sentimientos de indulgencia hacia todas las Religiones; Dulzura con los Criados, Pobres y Viejos; y que hable poco y lo preciso.

Siempre le transmitió amor a la Patria y a la Libertad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias