lunes, septiembre 26, 2022
lunes, septiembre 26, 2022

A 15 años de la ‘Fundación Espiritual de la Argentina’

hqdefault (13)

Pasó el G20 y se juega River-Boca. De a poco alguna situación se ordena. hay mucho para corregir.

Desde la astrología se han hecho estudios y todos coinciden en que el 9 de Julio, fecha de la declaración de la Independencia y por lo tanto el nacimiento de la nueva nación, no ha sido es día un favorable para ponerla ‘gloriosa’.

La Argentina necesita una inyección de vida, aliento, esperanza, que provenga de una buena aspectación cósmico telúrica ha señalado un grupo de astrólogos de la región encabezados por la famosa Ludovica Squirru. Y el proyecto existe en cada persona de cualquier lugar del país y del mundo que crea que son parte del universo, que esos destinos están relacionados con una memoria planetaria y celeste además de la influencia terrestre, genética, social y material que permite el desenvolvimiento en el mundo, escribió Ludovica, señalando que la fecha 9 de Julio de 1816 es negativa.

La astróloga convocó a los expertos en las cosmovisiones Maya, Mapuche, Oriental y Solar y todos coincidieron en que la fecha para refundar a la Argentina fue el 4 de diciembre de 2003.

A 15 años de aquella predicción Ludovica Squirru insiste en que la celebración debe ser en esta fecha y no el 9 de Julio. Recuerda esos fundamentos.

‘Esta idea de renacer o sentir que estamos bajo un cielo protector debido a que en la tierra no tenemos a nadie que nos garantice ninguna seguridad, es una buena señal’, añade.
Descuidar el origen de un pueblo, nación o país es un karma muy difícil de revertir.
Se necesita gente con conciencia planetaria y humana, con ganas de apostar Venimos anestesiados de “allá lejos y hace tiempo” cuando la mayoría de los historiadores resolvió que el inicio de este país es a partir de la llegada de Juan Díaz de Solís, Pedro de Mendoza y, después, de la Primera Junta o el Triunvirato, que decidirían el destino nacional hasta la eternidad.

¿Quién determina cuándo nace un pueblo, nación o país?
El cronos o quienes son huéspedes en un territorio que estaba habitado miles de años antes por los indígenas.
Es por eso que podemos elegir con qué tendencia nos quedamos o qué campana escuchamos cuando nos toquen el gong.
A esta altura del viaje en el que estamos los seres humanos en la tierra y en el país donde nos toque vivir, lo más sensato es aceptar lo que estuvo en el origen, el inicio, y fue borrado de un certero golpe en la memoria genética, pero no universal, para seguir dilucidando esta ecuación de intuir el futuro o poder hacer una predicción.
Argentina es un espacio en la tierra que tiene una vibración que determina su presente. Y esta onda depende de todos los seres inanimados y animados que lo habitamos; desde una roca del segundo plegamiento hasta el más bello ser humano.

Esta cosmovisión es compartida por quienes viven en este suelo hace miles de años, en equilibrio y armonía con los ciclos lunares, solares, planetarios, y respetan cada manifestación de vida.
Vivir en nuestro país es una oportunidad que en este tiempo debemos sobrevaluar.

Las razones están desarrolladas por cada especialista en su campo: astrología asirio caldea solar, cosmovisiones maya y mapuche, y astrología oriental basada en el I-CHING, la iluminación de Osho, que es cabra y sagitario, que me sopló al oído la idea de compartir una celebración para quienes apostamos al cambio energético de la biósfera planetaria y de conciencia a partir del camino que estamos transitando.
Estoy envuelta en un halo desde que supe que seríamos más de dos los que compartiremos esta fecha, en el lugar donde estemos, con quienes tengan la misma sintonía, de la mejor manera posible. meditando, bailando, cantando, haciendo las paces con el mundo, integrando lo que somos y traemos, sin expectativas milagrosas, de las que debemos desapegarnos para siempre, para conectarnos con la realidad de una existencia llena de milagros que no vemos pues estamos ciegos, sordos y mudos. Intoxicados por malas influencias, ondas que contaminan nuestro espíritu, psiquis y cabeza, alejados del origen al cual retornaremos si nos desprendemos, en un acto de fe, de lo que nos atrasa en la evolución y el camino hacia la verdad, que es una, y apenas la intuimos cuando nos aquietamos en medio de la vorágine en la que nos enredamos sin darnos cuenta.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias