lunes, diciembre 6, 2021

Vidal en Bragado: ‘Queremos que el campo crezca y lo vamos acompañar en las buenas y en las malas’

not_916519_27_154014_m

La gobernadora bonaerense anunció en Bragado obras que alcanzan a los productores rurales. Son de infraestructuras, de tratamiento diferencial en lo impositivo y beneficios en créditos.

Al arribar al vecino distrito fue recibida por el Intendente Vicente Gatica y  funcionarios de la administración local.

“Desde que llegamos al gobierno venimos trabajando en iniciativas para atender las demandas del campo, señaló María Eugenia Vidal.

Tras ello resaltó que ‘Queremos que el campo crezca, por eso con el Presidente no los vamos a dejar solos, lo vamos a acompañar en las buenas y en las malas’.

A la hora de los anuncios dijo que los productores que estuvieron en emergencia agropecuaria el año pasado pagarán el impuesto inmobiliario, solo en el 50%, y los declarados en ‘desastre agropecuario’, la exención es del 100%.

Tampoco pagaran ese impuesto quienes tengan hasta 50 hectáreas de campo dedicadas a cultivos o cría de ganados, y cuyos ingresos totales no superen los $ 3.000.000.

La gobernadora estuvo acompañada por los ministros bonaerenses de Economía, Hernán Lacunza; de Agroindustria, Leonardo Sarquís, y de Infraestructura, Roberto Gigante; más el presidente del Banco Provincia, Juan Curuchet.

En su presentación, Vidal planteó además que “vamos a mejorar 12.000 kilómetros de la red vial provincial de tierra en distritos que representan el 88% de la producción lechera de la provincia, por los que circulan 5.700 millones de litros de leche por día y abastecen a 10,5 millones de personas”.

La primera etapa del Plan de Mejoramiento de Caminos Rurales contempla una inversión total de $1.300 millones, y abarcará 4.000 kilómetros en los próximos meses.

Se trata de municipios de seis zonas viales estratégicas de la cuenca lechera que se vieron afectadas durante los últimos años: Pehuajó, Carlos Casares, Junín, General Viamonte, Alberti, Chacabuco, Chivilcoy, Suipacha, Las Flores, Saladillo, General Paz, General Belgrano, Monte, Cañuelas, Brandsen, San Vicente y Ezeiza.

Para esto, se utilizarán 59 máquinas, se emplearán a 130 trabajadores y se beneficiará a 8.000 productores de la región.

“Estamos haciendo obras que se pedían desde hace más de 30 años”, afirmó Vidal, y añadió que “hoy las principales obras hidráulicas están en marcha y se pueden ver; las cuencas más importantes tienen obras que van a estar para aliviar cualquier exceso de agua”.

Luego dijo que la extensión, el mejoramiento y el mantenimiento de los caminos rurales “son importantes para las familias, los peones, trabajadores y productores rurales que fueron abandonados durante muchos años”.

A la vez, Vidal recordó que durante 2017 se otorgaron desde el Banco Provincia un total de $ 63.500 millones en préstamos, de los cuales $ 600 millones fueron en situaciones de emergencia o crisis del sector, como los productores lecheros.

“Este año, mantendremos vigente la línea de crédito con tasa fija del 12% a cuatro años con dos de gracia para todos los productores que lo necesiten”, anunció Vidal, y planteó que los productores tienen la posibilidad de prorrogar hasta 24 meses los vencimientos de aquellos créditos que tienen vigentes con el Banco, con una tasa de 12% anual.

“Seguiremos acompañando a los productores que sufrieron inundaciones o sequía. Por eso el Bapro mantendrá la línea de emergencia y ampliará fondos para esa línea, con tasas al 12%, mucho menor a la del mercado. Incluso, con ayuda del gobierno nacional, la podremos bajar al 9%”, aseveró.

Por otro lado, adelantó que se les solicitará a los municipios que, una vez declarada la emergencia “hagan una concesión, semejante al acompañamiento que hacemos desde la Provincia, de la tasa vial municipal”.

“Necesitamos que los intendentes bajen o posterguen los impuestos para este sector que ha sido afectado. Es un esfuerzo compartido, todos ponemos un poquito para acercarnos entre todos a la mejor respuesta”, resumió.

Explicó que “gracias a la tecnología desarrollada por el INTA y ARBA, la emergencia podrá ser declarada por circunscripción o cuarteles”.

Esto “permitirá distinguir, dentro de las circunscripciones declaradas en emergencia, a aquellos productores cuyas tierras estén afectadas en un 50%, a quienes se le postergará el pago del impuesto Inmobiliario Rural, y los productores cuyas tierras estén afectadas en un 80% o más, quienes serán eximidos directamente del pago”, precisó Vidal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias