martes, noviembre 30, 2021

Con aumento llegaron las primeras facturas del Inmobiliario bonaerense

mm_1466541307_343191

En la provincia ha comenzado a llegar a cada propietario, el impuesto inmobiliario. La suba promedio es del 56% y además contempla el revaluó conforme a los informes que cada municipio hizo oportunamente y elevó al organismo competente en La Plata. Ello hace que el valor fiscal, es casi igual al de mercado.

Los reajustes alcanzan a 4.867.000 viviendas y comercios que sufrieron una revalorización fiscal y 1.700.000 terrenos.

El mínimo no imponible de este tributo para 2018 es de $1.050.000, por lo que quienes dispongan de una casa en el conurbano y un auto pasarán a pagar bienes personales, si es que ya no lo hacían. Por ejemplo, hasta diciembre un inmueble en Nueve de Julio con una superficie edificada de 174 m2 contaba con una valuación fiscal de 260.000 pesos. Desde este mes, para ARBA la cotización de esa propiedad es casi 10 veces mayor, de 2.000.000 pesos.

El número de la valuación que aparece en la boleta del impuesto, pasa inadvertido frente al aumento del impuesto inmobiliario que va del 40% al 75% según el valor del inmueble. La nueva valuación tendrá una incidencia clave a la hora de determinar si esa persona debe o no pagar Bienes Personales. La alícuota a pagar de ese tributo equivale al 0,25% sobre el excedente de $ 1.050.000.

En 2016 los municipios hicieron un revaluó y lo enviaron a la administración central. Se hizo, conforme contara oportunamente CN, a través de una comisión constituida por agentes de ARBA, del poder ejecutivo y de los consejos deliberantes quienes consultaron a referentes inmobiliarios para conformar el valor del terreno y la edificación, manzana por manzana. Ese año, la gobernadora María Eugenia Vidal decidió que se postergará su aplicación hasta este año.

Ahora, el revalúo se sentirá en el inmobiliario urbano y a la hora de declarar bienes personales, se debe tomar siempre el valor mayor que surja entre el precio de mercado o el fiscal. El problema es que para los viejos propietarios, aquellos que heredaron o no compraron el bien en los últimos años, lo que los contadores tomaban como referencia era el valor fiscal que aparecía en la boleta del inmobiliario.

El revalúo alcanza al 100% de las viviendas que están en el área urbana suburbana, incluidos los countries, edificios y a los terrenos.

En ese sentido el impuesto inmobiliario para viviendas cuyo valuación no supera los $2.500.000 es del 60%, las viviendas cuyo valor supera esa cifra el tipo es del 75%. Aquellas entre $1.088.000 y $587.000 sufrirán un aumento de hasta el 50%. Las que tengan una valuación fiscal inferior a $587.000 tendrán un aumento no mayor al 40% en las cuotas del impuesto.

En esos informes municipales, no se tuvieron en cuenta el valor de la propiedades de las localidades del distrito, cuyo precio de mercado es muy inferior al valor fiscal. Recientemente en Facundo Quiroga, una casa de 400 mts. cubiertos a una cuadra de la Plaza Belgrano – históricamente una de las viviendas emblemáticas de la localidad-  se vendió en % 400.000. Fue el mayor valor de mercado que se alcanzó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias