martes, enero 18, 2022

El Senasa registró 315 salas de extracción de miel en el centro y norte de la provincia de Buenos Aires

Argentina. Miel durante el proceso de producción en fábrica.
Argentina. Miel durante el proceso de producción en fábrica.

En el Registro Nacional de Salas de Extracción de Miel y Acopios Intermedios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) se hallan inscriptas hasta el mes de mayo 1197 salas de extracción y 40 acopios intermedios.

De ese total, que abarca a todo el país, 315 establecimientos fueron inscriptos en jurisdicción del Centro Regional Buenos Aires Norte del Senasa, que abarca los partidos del centro y norte bonaerense.

Este Registro, que fue creado mediante la Resolución N° 515/2016, tiene como objetivo garantizar el seguimiento de la miel, logrando su trazabilidad a lo largo de la cadena de producción y comercialización.

La inscripción, en el Registro Nacional de Salas de Extracción de Miel y Acopios Intermedios, es obligatoria y gratuita y se hace extensiva a todo establecimiento tanto fijo como móvil.

Es importante resaltar que la actual gestión del Organismo firmó un convenio de cooperación mutua con el Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, con el objetivo de agilizar y acordar estrategias comunes de trabajo. De esta manera, ambos organismos, junto a productores, acopiadores y exportadores se proponen trabajar en forma articulada la promoción y control de la cadena apícola, contribuyendo, cada uno desde su lugar, a mejorar la trazabilidad de la miel que se produce en esta región del país.

Como la miel es un alimento que debe cumplir con requisitos de trazabilidad las salas y acopios tienen que registrarse. Esto implica que debe ser extraída en establecimientos registrados y habilitados, y envasada en recipientes debidamente rotulados (identificación de la sala de extracción, lote y año de cosecha), y acopiada en establecimientos registrados y habilitados, garantizando el mantenimiento de la calidad e inocuidad del producto.

El convenio de cooperación firmado por ambos organismos del Estado apunta a mejorar y facilitar dicho proceso de fiscalización y control de cada uno de los lugares de donde se extrae y acopia la miel, logrando, de esta manera, una base única de datos de estos establecimientos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias