martes, enero 18, 2022

Por injurias condenan a pagar $ 10.000 a un matrimonio a quien le destruyeron la casa

IMG-20170314-WA0012casa-gonzalez

En octubre pasado CN daba cuenta que a un entrenador de fútbol y a su mujer lo llevaron a tribunales de Mercedes por la fuerza pública. http://www.cadenanueve.com/2016/10/20/a-entrenador-de-futbol-lo-llevaron-a-tribunales-por-la-fuerza-publica/  .

El episodio se repitió el pasado 6 de marzo por quinta vez. Se trata de Eduardo Marcelo Rodríguez y Daiana Judith Viñales. Viajaron en un patrullero-celda para asistir a un juicio que por calumnias e injurias le hicieron el matrimonio integrado por Alberto González y Ruth Selva.

Los esquivos de la ley se debieron presentar ante el Juzgado en lo Correccional N° 4 que los condeno a pagar al matrimonio Alberto González y Ruth Selva, $ 10.000 por los daños – mas las costas – que le ocasionaron por injurias cuando se pusieron en víctima y contaron una historia distinta a la real.

En diciembre de 2014, los González compraron una casa lindera a la suya – French al 1.000- como inversión y a los fines de alquilarla para un ingreso extra.  El inmueble estaba ocupado por Eduardo Marcelo Rodríguez, entrenador de divisiones inferiores de un destaco Club de la Liga Nuevejuliense Fútbol – pero se presenta como pintor- ,  y Daiana Judith Viñales, que realiza tareas domésticas.

Tras la compra recibieron $ 10.000 y se fueron. Pasado 8 meses, Rodríguez -Viñales intentaron usurpar la casa que habían habitado. González se lo impidió y lo denunciaron so pretexto que el dueño era el usurpador.

Tras ello empapelaron la Avda. Alte. Brown e inmediaciones de la Escuela 3 para dañar el buen nombre de los dueños y sobre todo de la mujer que es docente de ese colegio. La historia inventada la llevaron a los medios y los difamaron.

Las victimas reales acudieron a la justicia y tras varios intentos fallidos – cinco – que los victimarios se pongan a derecho, lo lograron cuando fueron llevados por la policía el pasado 6 de marzo y se hizo justicia.  Rodríguez-Viñales deben pagar $ 10.000 a González Selva, más las costas del juicio, y los honorarios de las abogadas de los accionantes.

Pero esto no termino. La Unidad Funcional de Instrucción N° 5 de Mercedes es lenta en investigar y resolver las denuncias que Gonzalez hiciera por esta historia. Llevo su título de propiedad y el Fiscal no impulsa en averiguar que los Rodríguez cuando intentaron usurpar y lo quisieron hacer ayudado por varias personas habían bajado muebles de una camioneta y ante el impedimento, dijeron que los habían sacado por la fuerza y que los muebles se los habían puesto en la calle. Buen argumento de novela que la justicia no creyó. Rápidos en cambiar las historias.

Lo triste del fallo es que la jueza nada dijo sobre la conducta esquiva y de rebelde de los Rodríguez y que uso al Patrullero policial de remis, ya que lo justo era, solo llevarlo y una vez puesto a derecho, al cesar la rebeldía, el patrullero debía volver  a sus tareas habituales y ellos por sus propios medios.

Lo importante es que el honor de Alberto González y Ruth Selva quedaron salvados y se probaron las faltas de verdad de Eduardo Marcelo Rodríguez y Daiana Judith Viñales.

Es una historia increíble de novela que todavía no llego a su fin. Depende de la celeridad de la justicia del tramo que falta para esclarecer la realidad de los hechos.

También es de esperar que los condenados acaten el fallo y no sigan eludiendo a la ley y la justicia.

IMG-20170314-WA0015 (1)

casa-gonzalez0

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias