martes, enero 25, 2022

Opiniones cambiantes

La ex presidenta Cristina Fernández ha decidido, por lo observado en las últimas semanas, convertirse en la líder de un frente opositor al Gobierno de Mauricio Macri. Según anunció conformará el denominado “Frente Ciudadano” para defender a los más necesitados. Para algunos sectores, esto es, profundizar lo que se ha llamado la grieta, pero ahora, lo hace a dos bandas dijeran los jugadores de billar. Por un lado, socavar al gobierno nacional, y por el otro, dentro del justicialismo, ya que este partido, intenta recuperarse sin Cristina Fernández, y ella, lejos de sumarse al espacio, lo intenta dividir. Es decir, esos mismos analistas entienden que es un reflejo más de lo que había creado desde el gobierno a lo largo de los últimos ocho años de su mandato: “Dividir para reinar”.

En realidad la ex presidenta ha cambiado en sus opiniones. El sólo escucharla hablar de “ciudadanos” retrotrae a los primeros meses de su primera gestión, cuando nos hablaba de mejorar la “calidad institucional”, teóricamente enfrentada – en una fina lectura política -, a la gestión de su marido – Néstor Kirchner – que como presidente de entonces, acababa de entregarle el poder.

Aquel “amanecer republicano·” se vio rápidamente ennegrecido con la recordada crisis del campo, cuando apostrofó a sus opositores de constituir una “oligarquía golpista” que sólo buscaba acorralar a su gobierno progresista, nacional y popular… Basta recordar que llegó a calificarlos como traidores a la patria, esclavos de la corpo y destituyentes.

Este “Frente Ciudadano” parece, al menos, una nueva muestra de oportunismo en momentos en que está siendo investigada por corrupción manifiesta en sus actos de gobierno en varios ámbitos de la justicia, tanto ella como su hijo, diputado nacional. Los hechos alcanzarían a su fallecido esposo.

En esto del cambio de opiniones. O sea, pasar del “nuestro apoyo a Cristina es incondicional” sin demostrar la más mínima sensibilidad por los que sufrían las consecuencias de las medidas que tomaba su Gobierno a la “preocupación” por el alza de las tarifas y la inflación que “carcome los bolsillos de los que menos tienen (cuando sólo unos pocos meses atrás negaban fanáticamente su existencia) también se destacan algunos dirigentes del justicialismo nuestro. O sea, el distrito de 9 de Julio.

“El justicialismo se opone al aumento del gas de la misma manera que lo hizo con la luz y en las próximas horas un proyecto al respecto ingresa en el Concejo Deliberante” declaró lo más campante a Cadena Nueve el concejal Horacio Delgado.

El tantas veces candidato señaló que “el impacto en la sociedad será muy fuerte ya que en los sectores más vulnerables y donde sus salarios no han tenido aumento es donde más se notará. También a la cadena de producción agregó, afectado a la industria y el comercio”.

El dirigente justicialista al hablar de la unidad de su partido dijo que ‘somos de la idea que un frente impulsado desde el peronismo es que hay que conformar con vista a las elecciones legislativas del año próximo’. Bien fortalecido el 2017, se verá mejor el 2019. Por lo tanto, los impulsos que haga Cristina Fernández, serán una corriente más de ese frente, y no que el justicialismo se encolumne detrás de su iniciativa.

Más allá de la realidad coyuntural, hay sectores, dentro y fuera del peronismo, que observan – por lo menos desde un análisis equidistante – que la dirigencia ha dejado de ser de encolumnados en el kirchnerismo y en alguna declaraciones, hasta acérrimos,  como en su momento lo hizo en relación al ex-presidente riojano o al ex-gobernador  Duhalde, y al igual que tantos otros, para convertirse, al menos por ahora, en una democrática conducción justicialista que acatará lo que decidan los peronistas en cuanto a quien guiará sus pasos. Al menos, a nivel nacional y provincial porque, por lo escuchado en ‘Despertate’ aspira a seguir – su propia gente lo decidirá hasta cuando – dirigiendo los destinos de los justicialistas distritales, con certezas o inciertos.

Obviamente, para alegría de los nuevejulienses, no han sido los únicos que han presentado variadas opiniones en los últimos tiempos. También los dirigentes sindicales han demostrado padecer de las mismas costumbres de rápidas reacciones ante los acontecimientos para adaptarse, por no decir, acomodarse. Por ejemplo, el dirigente de los camioneros Hugo Moyano que pasa sin ponerse colorado de afirmar que a “Macri hay que darle tiempo” y más tarde afirma que “sabe menos de política que yo de capar monos”…. Ante tantas cambiantes opiniones hay que esperar las decisiones y reacciones de la gente, que siempre llegan.  Hasta el próximo domingo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias