lunes, enero 17, 2022

Día del transporte

En esta jornada de comienzo del mes de marzo se celebra en toda la Argentina, la actividad de la gente que se dedica al transporte, de cualquier tipo y forma.

Se instaura este día en conmemoración a la muerte de Jorge Alejandro Newbery que falleciera en el año 1914, muy joven a los 38 años de edad, en Mendoza, en un accidente aéreo al intentar cruzar volando en aeroplano la Coordillera de los Andes. Además se lo recuerda como el artífice y fundador de la Aeronáutica Militar Argentina.

Esta conmemoración guarda relación con la actividad de todos los allegados al tranporte público o privado, terrestre, aéreo o por agua, de carga o pasajeros, ya sea en el medio y finalidad que lo desarrollen, colectiveros, taxistas, camioneros, choferes de cargas ó pilotos de avión… hoy en el día del transporte felicitaciones a todos ellos!!

En relación al transporte automotor público fue un invento argentino, según asevera una conocida leyenda que ahora recibe un nuevo respaldo, a partir de una investigación que indaga la creación de ese servicio clave en el día a día de las grandes ciudades argentinas.

El estudio narra y releva los pormenores del denominado ‘taxi-colectivo’, el primer espécimen de lo que luego se consagraría como el colectivo o micro de corta, media y larga distancia.

El colectivo tiene su origen con Angel Di Cesare, un italiano que llegó a la Argentina ‘para hacerse la América‘ y terminó transformándose en ‘el inventor del colectivo’.

En 1924, Di Cesare junto con otros tres colegas españoles, decidieron largarse a la aventura y comenzar a prestar un servicio extendiendo sus vehículos, modelos Oldsmobile, Pontiac o Chrysler, donde caben tres hileras de asientos.

Para ello, encomendaron a un carrocero el desafío de cortar el chasis y agrandar la unidad por partes hasta habilitarla para once asientos.

Luego, trasladaron el chasis ampliado a un camión, logrando una veintena de butacas.

El 24 de setiembre de 1924 salieron a la calle los primeros cuatro taxi-colectivos, entre ellos el de don Angel, iniciando su recorrido en Rivadavia 8.700, esquina Lacarra, para arribar a Plaza de Mayo, pasando por Flores, en la Capital Federal, y cobrando sólo 10 centavos por cada pasajero, cuando el boleto del tranvía costaba lo que hoy sería un peso.

A los tres días de esta aventura, en la ciudad ya circulaban muchos vehículos similares, y a los diez días ya había una docena de líneas de taxi-colectivos.

Tiempo después, el taxi colectivo se propagó a las naciones limítrofes y más tarde a Europa.

Rápidamente cobró vida el servicio de colectivos y se propagó por todo el país, incluso donde todavía no había rutas ni calles.

De este modo, el transporte de pasajeros comenzó a unir, a principios del siglo XX, ciudades como Pergamino, San Nicolás, Junín, Chacabuco, Chivilcoy y Ramallo, pero también cambió todo el sistema de transporte en el país, ya que significó un servicio más rápido y más efectivo porque no estaba sujeto a los rieles y el recorrido se adaptaba a las necesidades del público.

Pero, fundamentalmente, transformó el trabajo en las zonas rurales, ya que facilitó a los chacareros transportar el trigo, levantarlos del olvido, y comunicarlos con otros pueblos.

Así ingresó a la historia un nuevo vehículo de transporte de pasajeros donde el dueño era el chofer, quien cortaba los boletos.

Desde su nacimiento, el colectivo se convirtió en un medio mundial de traslado de personas en grupos importantes.

Sin embargo, ese servicio no ha podido restablecerse en esta ciudad después de tantos años se dejara de funcionar un recorrido que llevaba de un lugar a otro a todos aquellos necesitados y a un precio accesible.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias