sábado, agosto 13, 2022
sábado, agosto 13, 2022

La CONADUV rechaza un aumento del 50% en los peajes de acceso a la Capital Federal

peaje (1)
El Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV), informa a la opinión pública y  a todos los usuarios viales directos e indirectos, que no estará presente en la Audiencia Pública convocada por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a llevarse a cabo el día 13 de enero de 2016, en el Ente Único Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad de Buenos Aires, y donde se planteará el aumento de hasta el 50 % en las tarifas de peaje, y que regiría a partir de fines de enero del año 2016 en las autopistas porteñas.
En la Audiencia Pública convocada, los interesados pueden efectuar apoyos o rechazos a la solicitud de aumento de hasta el 50 % en las tarifas de peaje, formulado por Autopistas Urbanas S. A. (AUSA). Cabe señalar, que este tipo de audiencia pública es claramente inocua por su carácter de no vinculante, sirviendo sólo como decorado escenográfico en la pretensión de darle participación a la ciudadanía en la toma de decisiones importantes. Otra falencia, es la falta de información previa sobre el tema en cuestión, no proporcionando los más mínimos elementos informativos a los usuarios viales, como a la ciudadanía en general. A pesar de que la Audiencia Pública, si bien es un requisito obligatorio, pero no vinculante, donde sólo se escucha la situación del concesionario vial y cómo restablecer y adecuar su ecuación económica – financiera, sin considerar para nada la relación beneficio/costo del usuario, en definitiva se terminará aplicando, como ha venido ocurriendo en oportunidades anteriores, el nuevo esquema tarifario propuesto por la administradora de las autopsitas urbanas.
Ante este nuevo anuncio de aumentar las tarifas de peaje en la Autopistas porteñas, y que seguramente se hará realidad próximamente, el Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV) expresa su más enérgico rechazo al incremento brutal, abusivo e inapropiado que regiría a fines de enero de 2016 en las Autopistas Urbanas (AUSA). Con esta acción, el Gobierno porteño seguirá castigando al usuario vial y a toda la comunidad, por el aumento del costo de transporte que este tipo de medida genera. Los sucesivos incrementos que se vienen autorizando están generando una clara discriminación, ya que los usuarios viales de menor capacidad económica siguen siendo los verdaderos excluidos, reservándose en el futuro el uso de las autopistas urbanas a los sectores de mayor poder adquisitivo. . Las vías alternativas, como por ejemplo, avenidas y calles, se ven cada vez más congestionadas por miles de usuarios que no puedan afrontar el pago de las tarifas de peaje exorbitantes que se cobran. Esto se suma a la desigualdad que se viene dando con el tema del horario pico y no pico.
Ante cada incremento de las tarifas de peaje, los argumentos siempre esgrimidos por el poder concedente son la inflación, desalentar el uso de los vehículos y restablecer la ecuación económica-financiera del concesionario, no teniendo en cuenta para nada “el bolsillo del usuario”. Es evidente que el principal objetivo del Gobierno porteño es hacer caja a costa del esfuerzo del usuario vial que tiene que estar soportando este falso peaje o impuesto al tránsito y a la circulación.
El problema del tránsito en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como así también el objetivo de desalentar el uso del automóvil, no se soluciona aumentando las tarifas de peaje a valores disparatados. Se logra, entre otras cosas, mejorando en forma efectiva  el transporte público de pasajeros y realizando playas de estacionamiento en zonas periféricas.
Con estos verdaderos tarifazos, el peaje se ha transformado en un impuesto al tránsito y a la circulación, sin una real contraprestación para el usuario vial, generando así un mayor costo de transporte y más inflación.
El CONADUV  exhorta al señor Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a no implementar el nuevo cuadro tarifario solicitado por AUSA, evitando generar mayores perjuicios económicos, no solo a los usuarios viales, sino también  a toda la sociedad, más aún teniendo en cuenta la difícil situación económica que atraviesa el País.
El CONADUV califica las tarifas de peaje que se cobran, tanto en las Autopistas Urbanas, Accesos a la Capital Federal, Camino del Buenayre, Corredores viales concesionados nacionales y provinciales, entre otros, de exacciones ilegales, lesivas al interés general, carentes de causa jurídica, con niveles absolutamente desproporcionados con relación al servicio, contrarios al interés general, y de beneficios abusivos para el concesionario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias