viernes, noviembre 26, 2021

Hacia las Escribanias Generales Municipales bonaerenses

Existe a nivel nacional una Escribanía General de Gobierno Nacional, y existe a nivel provincial -en todas las provincias argentinas- una Escribanía General de Gobierno Provincial, que en nuestro caso está en La Plata.Milán Gerardo PASUCCI VISICar

Pero, no existen en las provincias las Escribanía Generales Municipales.

Salvo, salvo -y como fueguino no puedo dejar de mencionarlo- en la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur que en una de sus tres ciudades, Ushuaia desde el año 2001 y por ordenanza nº2303 de ese año y su modificatoria 2322 también de ese año existe la Escribanía General Municipal de Ushuaia. Con buen tino, en esos años fué creada y que además funciona muy bien.

EJEMPLOS PARECIDOS DE DELEGACIONES.-

Ya con el advenimiento de la Democracia en 1983 se crea por Ley 10.149 la Subsecretaría de Trabajo dentro del Ministerio de Acción Social, y además se crean las Delegaciones cuya actuación es sobre varios municipios, así las cosas en algunos caso como en Bolívar además tiene una Sub-Delegación de la Delegación de Olavarría, de la antigua Sub-secretaría de Trabajo, hoy elevada al rango de Ministerio de Trabajo provincial.

También existe la Dirección Provincial de las Personas con epicentro en la ciudad de la diagonales -La Plata- y sus Delegaciones Municipales de Registros Civiles en todos los Partidos bonaerenses.

Y además hay Sub-delegaciones en poblaciones más chicas como por ejemplo en Urdampilleta.

LAS ESCRIBANIAS MUNICIPALES.-

Pero no existen las Escribanías Generales Municipales.

A modo de Defensorías Notariales Municipales cumplirían un rol humano y social amplísimo respecto a su accionar, que iría desde el simple asesoramiento hasta la importantísima regularización dominial de terrenos fiscales.

Servirían para escriturar los terrenos de los planes de viviendas existentes en los territorios municipales.

Actuarían en la confección de las actas de asunción y traspaso de mando por viajes de los Intendentes, también en las actas de constatación de diversos temas y asuntos, desde un corte de ruta a un control de horario del servicio de transporte o quizás constatar fenómenos clímaticos como puede ser una inundación, un tornado, terremotos, accidentes o una época de sequía.

Dejarían constancia en las actas notariales municipales de los actos de apertura de sobres en licitaciones, de todos los actos de las inauguraciones de las obras municipales a través de los tiempos, presencia de autoridades importantes, servicios públicos, etc.

Datos que sin llegar a ser determinantes, ayudan junto a las estadísticas a poder planificar un poco mejor el futuro en todo aspecto.

Recuerdo hace más de 30 años una empresa se quiso radicar en la tierra del buen vino y de las mujeres hermosas, -Mendoza- y no encontró de éste lado estadísticas de los registro de heladas, datos esenciales para las plantaciones de vid, pero sí las encontró del otro lado, en las oficinas de nuestro hermanos trasandinos.

Hoy además de los adelantos de la Internet, -porque al decir Internet se engloba todo- y cuando digo todo es todo, sumado a ello tener registro notariales fehacientes que reflejen la realidad serviría de mucho para hacer más llevadera la vida de los ciudadanos.

El servicio no es gratis ni debería serlo, obviamente, todo trámite tendría una tarifa fiscal a abonar, que según su creación iría a las arcas municipales o provinciales, tampoco es gratis porque el sueldo del Escribano lo pagamos con nuestros impuestos.

Los trámites no solo serían para aquellos que no pueden afrontar los gastos y honorarios de un Escribano particular, sino para todo aquél que pudiendo, hace su primer trámite notarial, según la zona y característica del trámite, aspecto totalmente opinable.

El cargo estaría reservado para un ciudadano con título de Escribano que además deberá estar adornado con los requisitos de rigor en cuanto a conducta, residencia, duración, remuneración y según la zona los que determine la ley marco provincial o la ordenanza de creación y puesta en funcionamiento.

LA DESCENTRALIZACION.-

No quiero decir con ésta propuesta que hoy por hoy no se esté prestando el servicio notarial en los municipios bonaerenses, ya que en algunos aspecto sí se presta como ser en la escrituración de terrenos fiscales de los planes de viviendas impulsados por el gobierno.

O en el tema referido al de la regularización dominial, por la llamada Ley Duhalde en alusión al otrora gobernador bonaerense.

Pero en otros aspectos no se presta el servicio, como por ejemplo en las actas que se pueden hacer a diario en los municipios que crecen aceleradamente y que van pasando de ser pueblo a ser ciudad y que tienen más necesidades ciudadanas que los de campaña o del interior como se suele decir.

Se sabe que las necesidades no son las mismas en Médanos que en Berazategui o en Adolfo Alsina que en Moreno.

Pero cada municipio, dentro de una ley provincial marco, podrá en sus respectivos distritos ir poniendo en funcionamiento por medio de ordenanzas, las Escribanías Municipales.

Hoy en día cada vez que en un municipio hay que hacer un trámite en el interior bonaerense, el personal de la Escribanía General de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, se traslada al municipio.

Este municipio previamente y con mucho tiempo de anticipación ha requerido y gestionado los servicios de la Escribanía General de Gobierno Provincial, así las cosas el personal plantense se traslada y efectúa el trabajo.

Eso lleva, tanto del lado municipal como del lado provincial, viajes, movimientos de personal, gastos, viáticos, demoras en el trámite -que es lo peor, porque detrás de un trámite, de un expediente, o del simple papel, hay seres humanos que esperan-.

Este viaje del personal de la Escribanía General de Gobierno Provincial, trae bajo el poncho en invierno y adherido al bronceador en verano, el característico acto político, el acto público para mostrar el trámite culminado.

Trámite utilizado por las autoridades para mostrar a los ciudadanos a modo de actores de reparto, cuando en realidad el trámite debe ser silencioso y efectivo para la ciudadanía y no de marketing para la autoridad gubernamental que sale en las fotos de los médios gráficos y ahora en ésta época en las tan mentadas redes sociales, siempre sonrientes y pareciendo más que están de vacaciones que trabajando.

CONLUSION.-

Hay un vacio a llenar, las Escribanía Generales Municipales Bonaerenses esperan y son muy necesarias a los fines de la descentralización administrativa, la celeridad en el trámite, la economía financiera, y la Justicia Social pero también a los fines del Orden.

Porque la Justicia es el valor más alto pero más dèbil, y el Orden es el valor más bajo pero más fuerte.

Hay muchos nuevos Intendentes por asumir y algunos otros que repiten sus mandatos, también hay muchos legisladores provinciales y concejales municipales con ganas de escribir.

La esperanza se centra, ahora, en que esas ganas de escribir no se transformen en silencio.

Como el silencio de una reja, que no sabe cuál es el motivo de su existencia.

 *Procurador-Abogado-Escribano de la U.N.L.P. Ex-Prof. U.T.N y Ex-Prof. UCES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias