miércoles, mayo 25, 2022
miércoles, mayo 25, 2022

La elección muestra un alto crecimiento de Cambiemos en la provincia

Mapa Amaillo

Que en 12 comunas de 19 de la cuarta sección electoral haya ganado Cambiamos, va de la mano de lo que ha ocurrido en el interior bonaerense a medida que se dan a conocer los guarismos que arrojó la elección.

Esos municipios tendrán una línea directa con la casa de Gobierno en La Plata, lo que hace pensar que obras de infraestructura atrasadas en muchos lugares, llegarán rápidamente. Son 64 y entre ellos, esta Nueve de Julio.

Por su parte, María Eugenia Vidal, al primer sector que convocó es a los docentes a los fines de articular políticas de educación reclamadas por los mismos gremios. No solo son de tinte salarial. Están referidas a la calidad del servicio educativo, capacitaciones  y mojaras de escueles. A su vez, los representantes de los docentes no se han pronunciado -pre-electoral- en favor de Cambiemos-y sus postulados, pero el diálogo será para comenzar a construir un camino distintos por el respeto que la mayoría significa en el ejercicio de la democracia. Con sus ideas y gimnasia gremial y su impronta capitalizada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como segunda de Macri, donde las escuelas se normalizaron, serán puntos -es de esperar – para alcanzar coincidencias en objetivos comunes.

En relación a los resultados, el caudal de votos que respaldaran las decisiones para los cambios que promovieron, son los avales de los jefes Comunales.

Al respecto, el intendente que obtuvo mayor apoyo fue Miguel Ángel Gargaglione, en San Cayetano, quien obtuvo un triunfo con el 68 por ciento de los votos, frente al 29 por ciento conseguido por el FpV. Por encima del 60 por ciento, también lograron renovar su mandato los intendentes – como señarámos en informe de la cuarta sección electoral, Alexis Guerrera, de General Pinto y Walter Torchio, de Carlos Casares. Se suman, Francisco Echarren, de Castelli y Roberto Álvarez, de Tres Lomas. En estos casos, gano María Eugenia Vidal.

Guerrera ganó holgadamente con el 66,6 de los votos y consolidó así su continuidad de cara al cuarto mandato consecutivo. Mientras que su par de Carlos Casares, con el 63,7 por ciento, tendrá una segunda oportunidad al frente de la comuna que gobierna desde 2011.

Asimismo, Echarren, quien hace cuatro años se convirtió en el intendente más joven de la Provincia con 31 años, también renovó por un segundo mandato en Castelli. Así como lo hizo Roberto Álvarez, de Tres Lomas. Una “gran elección” también hicieron algunos radicales que buscaron seguir en el poder con el signo de Cambiemos.

Se suma a estos cambios Tandil.  Miguel Ángel Lunghi, se impuso sobre Pablo Bossio, hermano del actual titular de la Anses, con el 56,9 por ciento de los votos y consiguió así seguir en el poder por un cuarto periodo. Así como también lo logró Aníbal Loubet en General Guido, quien luego de 24 años como mandatario de la comuna, se impuso con el 52,5 por ciento de los votos e irá por su séptimo mandato.

En tanto, en Puán el actual intendente con un periodo, Facundo Castelli, también sumó gran respaldo, con el 53,7 por ciento de los votos. Asimismo, en Pellegrini y Maipú, se impusieron claramente los postulantes radicales de Cambiemos, Guillermo Luis Pacheco y Matías Rapallini, respectivamente. El primero, primo del actual intendente, logró imponerse con el 58 por ciento de los votos. Mientras que el otro, hermano del jefe comunal Aníbal Rapallini, también cosechó buena cantidad de votos, lo que le permitió ganar con el 57,4 por ciento.

Mientras que también el espacio que lidera Mauricio Macri a nivel nacional ganó con contundencia en Saladillo, Coronel Dorrego y Pergamino. Son casos similares a Nueve de Julio y Junin.  Y en donde ya tienen el poder intendentes del PRO, como en San Isidro, donde seguirá Gustavo Posse y en Rivadavia, donde Sergio Buil cedió el lugar a Javier Reynoso. Pese al escenario electoral adverso para el frente para la Victoria bonaerense, además de los ya mencionados, otros 15 jefes comunales del FpV consiguieron un respaldo superior al 50 por ciento de los votos y lograron la reelección. Este es el caso de Gustavo Walker en Pila (57,4 por ciento), Alfredo Fisher en Laprida (56,9), Néstor Fabián Álvarez en Guaminí (56, 5), César Hernán Yzurieta en Punta Indio (55,8), Mario Secco en Ensenada (55,6), Patricio Mussi en Berazategui (55), Ismael Pasaglia en Luján (55) Eduardo “Bali” Bucca en Bolívar con el (54,6), Hugo Corvatta en Saavedra (53,1), Santiago Maggioti en Navarro (53), Pablo Zurro en Pehuajó (51,3), Gustavo Cocconi en Tapalqué (51,2), Aníbal Olivera en Tordillo (51,2), Norberto Barrera en Villa Gesell (51,2) y sobre el límite del 50 por ciento, Marcos Fernández, de Monte Hermoso (50,2).

En tanto, Cambiemos se impuso con más del 50 por ciento de los votos en once distritos gobernados por el Frente para la Victoria. En Lobería, Juan José Fioramonti le arrebató la intendencia a Diana Argüello con el 59,5 por ciento de los votos. Del mismo modo, Esteban Reino, obtuvo un contundente triunfo con el 55,4 en Balcarce. Y en Bragado, Vicente Gatica sorprendió al actual jefe comunal Aldo San Pedro –quien se había impuesto en las PASO-, con el 52,9 por ciento de los sufragios. Además, el frente que integra el PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica se impuso con más del 50 por ciento en los distritos K de San Pedro, Lamadrid, Coronel Suárez, General Arenales, Rauch, Lezama, Carlos Tejedor y Florentino Ameghino.

Una provincia integrada por voluntades justicialistas y de alianzas por un cambio, movilizará a María Eugenia Vidal a mostrar su carácter fuerte, detrás de la cara juvenil, casi angelical, a la hora de decisiones por esas transformaciones. No hay que olvidarse que hoy cuenta con el respaldo mayoritario del pueblo bonaerense, y los justicialistas saben que ‘el gana gobierna y el que pierde acompaña’. La gran pregunta es si esa consigna, solo es para los propios o también alcanza a las otras fuerzas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias