jueves, mayo 19, 2022
jueves, mayo 19, 2022

El Intendente encabezo el acto central por la Gesta Sanmatiniana

En el ejemplo de San Martín debemos encontrar las ‘soluciones para enfrentar y derrotar a nuestros problemas actuales’, expresó en la Plaza que lo honra con su nombre, el Jefe Comunal nuevejuliense al encabezar el acto central al conmemorarse el 165 aniversario de su muerte.

Fue en Dudignac y Walter Battistella estuvo acompañado por funcionarios de su administración, el Presidente del Concejo Deliberante, Alberto Capriroli, Ediles, representantes de instituciones y de las fuerzas vivas de Dudignac. Entre ellos se pudo observar a la Delegada Municipal, Silvia Bombino, al Jefe de Gabinete, Marcelo Gago, el Secretario de Gobierno, Ignacio Palacios, el Subsecretario de Seguridad Ciudadana, Luis Belloni, el Jefe de la Estación Policial, Gabriel Bonello, y el Oficial Principal Franco Sánchez de la Sub Estación de Policía Dudignac,  la Inspectora Jefe Distrital Iris Esterlich, el Presidente del Consejo Escolar, Carlos ‘Lalo’ Brangeri, los Concejales, Mariano Barroso, Mariano Pereda, Raúl Barbato,entre otros.

Por su parte,  la Directora de la Escuela Secundaria N° 6 de Dudignac María Schoch, al referirse al acontecimiento destaco que José de San Martin no es un prócer cualquiera, ya que se lo considera como el ‘Padre de la Patria’, lo que hace que sea colocado en un lugar especial en la historia. Eso sí, no como un súper héroe. Sino como ser con los valores que lo caracterizaron.

Mensaje textual del Intendente Walter Battistella:

“A lo largo de nuestra historia las opiniones sobre nuestros héroes han estado siempre divididas, por diferentes motivos.

Pero el General San Martín es la excepción.

Fue hombre de ley, de fortaleza, de inmenso espíritu por la libertad. Hay en San Martín una gloria mayor que la de haberse enfrentados con las adversidades de la montaña o el mar, o la de haber vencido a las armas españolas. Esa es la virtud excepcional de un guerrero, la de haber sabido derrotar aquellos obstáculos. Pero hay más, que tiene que ver con lo que tiene que ver con su grandeza como ser humano.

San Martín se venció a sí mismo, renunciando una y otra vez a los honores, los ascensos que se le prometían y también a los premios del triunfo.

Salvó a la revolución y la condujo triunfante por tres naciones cuya libertad aseguró, negándose luego a participar del teatro político, sin escuchar los llamamientos de la ambición de quienes pretendieron usar su trascendente figura.

Supo sobreponerse a la adversidad, cuando se eclipsó su estrella, coronando su vida en el más caritativo silencio de los más puros maestros.

Para llegar a esto, perdonó injurias y supo hacerlo por amor a su América, nuestra tierra. También nos enseñó que no es posible encarar un proyecto común de un país sin unidad nacional; condición necesaria para superar cualquier desafío, para alcanzar los sueños más anhelados.

Hoy, volvemos nuestra mirada a José de San Martín para nutrirnos de sus convicciones y de su conducta y explorar en su ejemplo soluciones para enfrentar y derrotar a nuestros problemas actuales.

No queremos más el enfrentamiento estéril entre los que tenemos comunes denominadores y queremos una Argentina más justa, más libre, más solidaria. Vamos a defender y a reconstruir el federalismo que nos garantizará una República más justa y más democrática. Aquí no sólo está en juego la gobernabilidad para los próximos años sino la oportunidad de un salto cualitativo de nuestra comunidad, con crecimiento y una mejor distribución de la riqueza.

La gesta sanmartiniana nos recuerda que hubo argentinos que pudieron vencer todos los obstáculos y que, con coraje y con valor, con honradez e inteligencia, se puede servir a la patria dignamente.

Ese fue el legado de San Martín y a él tendremos que honrar los que queremos vivir en una Argentina como la que soñó”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias