jueves, julio 7, 2022
jueves, julio 7, 2022

Se conmemora a los abuelos de Jesús

abuelitos

Los abuelos de Jesús se llamaban Joaquín y Ana. Eran los padres de María. Era un matrimonio que no tenían hijos, cosa que por aquel entonces de la historia se consideraba en Israel una falta de respeto a Yahvé y eran considerados maldecidos por no contribuir con descendencia a su pueblo.

Un día, Joaquín, decidió ir al templo llevando una ofrenda a Dios para prometerle que si le daba descendencia consagraría ese niño o niña a su protección. Cuando se sentó cerca de los hombres de su pueblo, algunos se sintieron ofendidos, ya que se lo discriminaba por la sencilla razón de no haber contribuido a la comunidad. Entonces se le acerco el Sumo Sacerdote que con gesto adusto y autoritario ordeno que saliera del recinto ya que era indigno de estar allí rindiendo culto al Señor, pues no tenia hijos.

En su vergüenza, Joaquín camino por el pueblo sintiendo todo el dolor de ser separado de la comunidad y de sus amigos en el templo. Se preguntaba por que Dios lo habría considerado indigno si trato siempre de ser un buen hombre y observar la ley de su pueblo.

No quiso volver a su casa con esa vergüenza encima, y se quedo a solas con su aflicción. En la noche, se acurruco en la paja de un establo y quedarse allí hasta el otro día. De pronto una luz esplendente emergió de la oscuridad del establo y estableció frente a él delineándose la figura de un ángel que le hablo:

“No temáis. Yo he venido de parte de Dios que ha escuchado tus súplicas y han sido aceptadas tus promesas. Tu esposa Ana concebirá. Será una niña a la que llamaras MARÍA y de conformidad con tu promesa se consagrara al Señor desde muy pequeña, ella estará llena de la luz del Espíritu Santo desde el vientre de su madre. No comerá ni beberá nada impuro ni se mezclará en las tribulaciones externas. Y axial como ella habrá nacido de una mujer estéril de forma milagrosa por la mano de Dios, axial ella misma cuando este en condiciones de parir, traerá al mundo al Salvador del mundo, Hijo del Altísimo, el que será llamado JESÚS el que salva. Ahora deberás volver a tu casa, tu esposa esta muy preocupada por tu retraso, la encontraras en las puertas de Jerusalén”

Y axial como le hablo a Joaquín, el ángel llego hasta Ana para anunciarle del mismo modo la buena nueva.

“No temáis, soy el ángel que lleva sus súplicas al Señor y aceptando Dios sus ruegos me ha enviado para anunciarles el nacimiento de una niña a la que llamarán MARIA y será bendita entre todas las mujeres.”

Le dijo que fuera a las puertas de Jerusalén y que allí encontraría a su esposo dejando de lado su inquietud y tristeza por la suerte del mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias