Hace 14 años que el peronismo llora al ‘colorado’ Callegaro

Compartir

El 7 de junio de 2001 fallecía el diputado cuando viaja de regreso desde La Plata

Héctor-Callegaro

Este domingo 7 de junio se cumple el décimo cuarto aniversario de la desaparición física ‘del querido y recordado compañero, Héctor Martín Callegaro, quien perdiera la vida en un trágico accidente en la Ruta Nacional Nº 5, a la altura de Suipacha, de regreso a nuestra ciudad después de cumplir funciones en la Cámara de Diputados de La provincia de Buenos Aires’, señala un mensaje del Justicialismo nuevejuliense que firma el Presidente del Partido, José Luis Gagliano y el Consejero de la Provincia de Buenos Aires,  Horacio Delgado.

“La trágica perdida produjo una honda consternación en la legislatura como así también en los distritos pertenecientes a la cuarta sección electoral y en nuestra comunidad, ya que era un hombre altamente querido y apreciado por sus cualidades humanas y su sensibilidad por los desposeídos a los que les brindaba permanente apoyo”, agrega la nota.

“En el lapso de la rica trayectoria como legislativo, fue autor de muchos proyectos que lo destacaban y  fue distinguido por instituciones y medios por su intensa labor, abocado a la solidaria ayuda hacia las  entidades intermedias con la finalidad que las mismas puedan lograr los objetivos que la habían impulsado a su creación”, se reflexiona.

“Héctor Martín Callegaro, dirigente justicialista, el cual marcó un camino lleno de ejemplos para la juventud y las  nuevas generaciones, las que deberán seguir sus pasos para proyectarse con su ejemplo en el futuro. Hombre de moral y valores personales acentuados, figura sobresaliente y destacado dirigente de la Unidad Básica “Juan Domingo Perón”’, concluye la recordación.

Por su parte, la Unidad Básica “Juan Domingo Perón”, a través de su Secretario General,  Alberto Capriroli, se pronunció ante este aniversario.

Señala que “Al conmemorarse este 7 de junio, 14 años , de su desaparición física  la Unidad Básica Juan domingo  Perón, a la que integro desde su formación, rinde un justiciero homenaje al amigo de todas las horas , al compañero honesto y servicial,  al hombre probo, al político  titánico, al esposo y jefe de familia ejemplar”.

“Su bandera que enarboló con pasión continuará flameando en el firmamento del sentimiento,  para convertirse en permanente  guía de los que continúan  en la lucha, y ser un verdadero ejemplo para las generaciones que vendrán, empapadas  en ese mismo fervor, del cual el Rubio Callegaro hizo un verdadero eje de su vida”, recuerda con energía.