El Obispado de Nueve de Julio se pronuncio ante la sustracción de una imagen de la Virgen de Luján

Compartir

Lo hizo a través de un comunicado catalogando a lo sucedido como vandálico

Virgen_de_Luján-Réplica

El titular del Obispado de Nueve de Julio, Santo Domingo de Guzmán, Monseñor Martín de Elizalde dio a conocer un comunicado ante el robo de la imagen de la Virgen de Lujan de una equeña ermita ubiada en el camino a Dudignac.

El texto señala que “Durante el último fin de semana de mayo personas desconocidas sustrajeron la imagen de Nuestra Señora de Luján que se encontraba en la ermita del camino de acceso a Dudignac. Es un hecho vandálico, que además de mostrar la falta de respeto por un lugar que recibe diariamente la visita de numerosos fieles y que todos los años es el término de una nutrida peregrinación, indica una manera de convivir en la sociedad que privilegia la destrucción y la violencia. Por otra parte, y es lo que más afecta al corazón de los creyentes, este gesto causa dolor porque se dirige contra un signo de la fe cristiana, con la veneración ofrecida a la Madre de Dios, en quien los fieles reconocen un modelo y a cuya intercesión se confían”.

“Esperamos que los autores de tan condenable acción puedan reconocer la gravedad de la misma, y que pronto logremos reponer la imagen en su lugar. Invitamos a todos los fieles a unirse en la oración a Dios Nuestro Señor, por los ruegos de María Santísima, para que nuestra comunidad no tenga que deplorar hechos como este, que lastiman los sentimientos de todos, y que nos apartan del estilo de la convivencia fraternal y respetuosa que deseamos”, concluye.