Afloran casos de Triquinosis en la región

Compartir

Ante ello a Secretaría de Salud de la Comuna nuevejuliense advierte precauciones

Ante la ocurrencia de notificación de casos sospechosos de Triquinosis en la región, y recientemente en Pehuajó, la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Nueve de Julio, advierte  a los vecinos acerca del contenido de la circular que emite el ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires con encargos y medidas de acción y educación para la comunidad con recomendaciones para todos los efectores en salud.Junín Triquinosis

Es clave evitar el consumo de chacinados de dudosa procedencia, o de origen casero que no cuenten con rótulo o etiqueta del establecimiento elaborador habilitado por la municipalidad y consultar ante síntomas como dolor de cabeza, dolores musculares, fiebre con o sin diarrea.

SITUACION EPIDEMIOLOGICA.

La triquinosis es endémica en la Región Sanitaria II y periódicamente se producen brotes importantes de triquinosis en los partidos, generalmente relacionados con el consumo de facturas caseras de cerdo que no cuentan con la inspección veterinaria correspondiente, o bien casos relacionados con la relación basural-rata-cerdo. La presentación de brotes ocurre sobre todo en los meses de mayo a octubre, la magnitud de casos afectados en un brote y la gravedad de los mismos guarda relación con el grado de infección de la carne parasitada y la cantidad comida por la persona

Ante la situación anteriormente planteada se envía este alerta epidemiológico con la finalidad de informar e intensificar la Vigilancia Epidemiológica de casos sospechosos de Triquinosis.

CARACTERISTICAS DE LA ENFERMEDAD:

Enfermedad causada por un verme intestinal redondo cuyas larvas (triquinas) emigran a los músculos y quedan encapsuladas en ellos. La enfermedad clínica en el hombre es muy variable y puede fluctuar desde una infección asintomática hasta una enfermedad grave, según el número de larvas ingeridas. Se presenta con la aparición repentina de molestias y dolores musculares, junto con edema de los parpados superiores y fiebre, seguida a veces de hemorragias subconjuntivales y retinianas, dolor y fotofobia. También transpiración profusa, escalofríos, debilidad, postración y eosinofilia en aumento.

El diagnostico se facilita por datos de pruebas serológicas y la biopsia del músculo estriado obtenida 10 días después de la infección, al demostrar la presencia del quiste parásito no calcificado.