sábado, julio 24, 2021

Por el despido a Marcela Castro piden informes del INADi y Ministerio de Trabajo

Concejo Deliberante 2014

En la sesión d anoche el Concejo Deliberante, entre el cúmulo de iniciativas a tratar, tres concentraron la atención de los Ediles.

La primera que se votó por mayoría consiste en elevar el despido de la enfermera Marcela Castro –de un programa con fondos de la nación – al  El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo –INADI-. La misma consulta para conocer sus opinión fue a la cartera laboral, para saber si la decisión del Intendente Nuevejuliense fue la correcta y ajustada a derecho.

La otra cuestión que abrió un debate complejo y terminó en la iniciativa pase a ser tratada en comisión de ediles, estuvo referida a la tasa rifas. Al respecto, la iniciativa legislativa contempla que quienes tienen autorización para vender una rifa del Ejecutivo Municipal, evitan pagar un tributo si el monto total de lo que se pone en juego es equivalente a 50 salarios de un trabajador municipal, lo que traducido en pesos es menor a unos – aproximadamente – $ 100.000.

Ahora bien, quienes superen ese monto mínimo debe abonar el tributo, tasa o gravamen para ponerla en circulación.

Desde el oficialismo se impulsó que las rifas del Club de Leones para que recaudar fondos  para se instale un centro oftalmológico; y de la Escuela Técnica para juntar los recursos para emprendimientos de raíz colectiva, es decir modificar los semáforos con luz led y construcción de nuevos para los creces de calles, debían gozar de una excepción ya que las mismas superan esos montos mínimos de esos no pagos.

Nadie se oponía a las cuestiones de fondo, es decir el Centro Oftalmológico y nuevos semáforos. Las consideraciones estaban dadas en personalizar las excepciones, ya que hoy tienen nombre y apellido. Los que miraban las iniciativas legislando en el tiempo y en el futuro hacían ver, a manera de ejemplo, que si mañana es la asociación de Bomberos Voluntarios quienes realicen una rifa por temas propios de la institución también deberían estar exentos por la labor en la comunidad y sentido de la misma. Otro ejemplo es el Club san Martín, ya que a veces hacen rifas para la institución y desde lo social sacan a chicos de la calle y drogas y demás situaciones de riesgo, por lo que no podían quedar fuera de una normativa que se apunta a la generalidad y no  la excepcionalidad. Por lo que una desigualdad ahora – en estos dos casos- , perjudicaría para el futuro.

El debate fue largo, arduo y con apreciaciones muy enriquecedoras. Ante ello se decidió volverlo a comisión para que se profundice el tema y tratarlo como regla y no por la oportunidad de dos instituciones, que bien se lo merecen, al igual que otras, dijo un edil.

El tercer tema, que volvió a comisión estuvo referido a un proyecto de Marianela López. La iniciativa está referida a dar oportunidad de estacionamiento a los discapacitados y que se reglamente los espacios públicos, preferentemente en rededor de la Plaza Belgrano.

La no concurrencia de la Edil, hizo que sus pares, postergaran su tratamiento, ya que consideran muy importante la cuestión y no habñía quien lo presentase y defendiese en el recinto, para considera su aprobación máxime cuando surgieron inquietudes tendientes a enriquecerlo, por lo que se entendió que debía ser consensuado con su autora.

Un vez más, la sesión de anoche, muestra a un cuerpo legislativo trabajando en interés colectivo de los ciudadanos a los cuales representan.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias