La Provincia Decretó la Emergencia en la Seguridad Pública por un año

Compartir

El anuncio de Daniel Scioli contó con el respaldo del Frente Renovador, PRO y Radicalismo

Scioli Seguridad anuncio

El Gobernador bonaerense declaró en Emergencia la Seguridad Pública por el término de un año.

El anuncio lo hizo junto a su gabinete y fue ante las características “violentas sin precedentes” de los delitos en el distrito y la exigencia de dar una respuesta integral desde el Estado. La declaración de excepcionalidad supone una batería de medidas, que incluye la inversión de 600 millones de pesos -provenientes de las utilidades del Banco Provincia- en equipamiento para las fuerzas de seguridad, la “convocatoria inmediata” del personal retirado de la policía y del servicio penitenciario, y la creación de 8 alcaidías para alojar 1000 detenidos.

El mandatario precisó que el refuerzo del personal veterano supone la potencial incorporación de 5000 nuevos efectivos.

El reclutamiento “tendrá un incentivo económico” y será de carácter obligatorio por un año, hasta que egresen y se sume un grupo de 10 mil policías que se están preparando en las escuelas de formación de la Provincia.

Las fuerzas estatales estarán acompañadas también por los “más de 40 mil agentes de seguridad privada”, que se incorporarán a la “red de prevención con la obligación de avisar a la policía situaciones de riesgo”. “Estas medidas significan patrullajes más intensos para acorralar el delito”, dijo Scioli.

Además, se instruirá a los municipios a que establezcan el uso de chalecos reflectantes y cascos con número de patente para quienes circulen en motocicleta. En lo institucional, la emergencia supondrá la sesión permanente del Comité de Seguridad Provincial, en el que participarán las intendencias y donde “estarán expresados todos los sectores políticos para poder avanzar en propuestas”.

El gobernador pidió a la Legislatura la “pronta sanción” del proyecto que giró para lacreación de las policías comunales, y el envío de una propuesta a la Legislatura para la creación de 10 nuevas fiscalías especializadas en el combate del narcotráfico. También señaló que habrá una iniciativa para establecer “penas no excarcelables y de cumplimiento efectivo por tenencia y portación de armas de fuego sin autorización”.

Entre los nuevos lineamientos, figura el impulso de una aplicación de alerta temprana para celulares -que hará de botón antipático ante hechos delictivos-, y la incorporación de anillos digitales de lectura de patentes en todos los accesos y peajes de la Provincia, con el objetivo de identificar los vehículos robados. “Esta declaración de emergencia servirá para aplicarles todo el peso de un Estado presente a los asesinos y a los delincuentes. Tenemos que ser dinámicos para perseguir, atrapar y encarcelar a los criminales”, aseguró Scioli. Y agregó que la lucha contra la inseguridad es la más importante que hay que librar. “Es lo más sagrado: es la pelea por la vida”, sentenció.

Rápidamente, ante estos anuncios, Sergio Massa, Miguel Bazze y María Eugenia Vidal confirmaron que apoyarán las medidas. De Narváez también se mostró de acuerdo.

El líder del Frente Renovador señaló que recibió con “satisfacción” lo que calificó como un “reconocimiento de la gravedad de la situación”. “Estamos listos para ayudar al gobierno provincial a que encuentre la solución a este flagelo, que en los últimos seis años se ha agravado”.

Desde el lunes, ponemos a nuestros legisladores a disposición para tratar con urgencia las leyes. Y ponemos a disposición los equipos que a nivel local desarrollaron soluciones como las propuestas por el gobernador para encontrar caminos de respuesta a los bonaerenses a la lucha contra la delincuencia”, dijo.

Similar diagnóstico y actitud tuvo la reacción de la vicejefa de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal. “Es bueno que el gobierno de la provincia reconozca el problema de la inseguridad y agregó   “Estamos para ayudar al gobierno actual. Los bonaerenses no pueden esperar hasta la próxima elección para dejar de sentir miedo”.

“Las medidas tomadas están bien para la urgencia, pero necesitamos un plan estructural que resuelva el problema de fondo”, escribió. Y observó que en la conferencia de prensa de Scioli hubo “grandes omisiones”, entre las que mencionó “un plan para modernizar a la Policía Bonaerense, otro que incluya más y mejor educación e inclusión social y una pelea del gobierno nacional contra el narcotráfico”.

En tanto, el titular del radicalismo en la Provincia, Miguel Bazze, celebró los anuncios, pero exigió que “no sea una especulación” con fines electorales: “Esperamos que se haya motivado en el agobio que siente el conjunto de la población por la difícil situación que atraviesa”.

“Por supuesto que nos parece bien que existan más alcaidías, más fiscalías y fiscalías especializadas en el tema del narcotráfico y mayor control sobre la tenencia de armas”, indicó. “Coincidimos también en la necesidad de contar con más efectivos policiales, sobre todo destinados a la prevención y a evitar el delito”, agregó.

Por su parte, Francisco De Narváez dijo: “La gente reclama soluciones. Y el gobernador tomó una decisión correcta.