La Iglesia Católica recuerda a San José

Compartir

Además en su honor es el Día del Carpintero

Para los católicos hoy es el Día de san José. Se lo recuerda asó al padre terrenal de Jesús, ya qye fue el esposo de María.San José

Según los Evangelios, era de oficio artesano, lo que ya en los primeros siglos del cristianismo se concretó en carpintero, profesión que habría enseñado a su hijo, de quien igualmente se indica que era “artesano”.

Era de condición humilde, aunque las genealogías lo presentan como perteneciente a la estirpe del rey David. Se ignora la fecha de su deceso, aunque se acepta que José de Nazaret murió cuando Jesucristo tenía ya más de 12 años pero antes del inicio de su predicación. En efecto, el evangelio de Luca menciona a «los padres» de Jesús cuando éste ya cuenta con 12 años, pero no se menciona a José de Nazaret en los Evangelios canónicos durante el ministerio público de Jesús, por lo que se presume que murió antes de que éste tuviera lugar. Las Escrituras señalan a José como «justo», que implica su fidelidad a la Toray su santidad.

La figura de José fue contemplada y admirada por diversos Padres y Doctores de la Iglesia y es hoy objeto de estudio de una rama particular de la Teología, la Josefología. La exhortación apostólica Redemptoris custos, escrita por Juan Pablo II  y publicada el 15 de agosto de 1989, es considerada la carta magna de la teología de San José.

El evangelio de Mateo muestra parte del drama que vivió José de Nazaret al saber que María estaba embarazada. Iba a repudiarla, en secreto porque era justo, porque no quería que fuera apedreada según lo dispuesto en la Torá. La Escuela bíblica y arquelógica francesa de Jerusalén interpreta que la justicia de José consistió en no querer encubrir con su nombre a un niño cuyo padre ignoraba, pero también en que, convencido de la virtud de María, se negaba a entregarla al riguroso procedimiento de la ley de Moisés . Según el evangelio de Mateo, el ángel del Señor le manifestó en sueños que ella concibió por obra del Espíritu Sancho  y que su hijo «salvaría a su pueblo de sus pecados», por lo que José aceptó a María.