La Justicia de Junín condenó a un padre a 18 años de reclusión

Compartir

En abril del año pasado intentó mata a su hijo incendiándolo

Un padre de 51 años que intentó matar a su hijo de 28, fue condenado a 18 años de reclusión.

Junín Tribunales

Así lo dispuso el  Tribunal en lo Criminal Nº 1 de Junín, integrado por los doctores Esteban Melilli, Karina Piegari y Miguel Angel Vilaseca, en sentencia de fecha de hoy.

El condenado es Eduardo Alberto Insúa, argentino de 51 años de edad, a la pena de dieciocho años de reclusión, inhabilitación absoluta por el mismo término y costas, por considerarlo autor penalmente responsable del delito de homicidio calificado por el vínculo, en grado de tentativa,  en los términos de los arts. 80, inc. 1ro,  42 y 44 del Código Penal, por los  hechos ocurridos el 29 de abril de 2012 en Junín, de los que resultó víctima Franco David Insúa.

El episodio en cuestión ocurrió en aquel entonces tal como publicara Cadena Nueve, minutos después del mediodía de  en una vivienda ubicada en la calle 17 de Agosto al 282 de esa Ciudad.

El hombre, camionero, fue sorprendido por un móvil policial de Comisaría Primera en momentos en que desde la calle y con un bidón en sus manos arrojaba un líquido por una ventana hacia el interior del comedor, generándose un incendio, cuyas llamas alcanzaron al joven, provocándole quemaduras en más del 30 por ciento de su cuerpo, por lo que debió ser asistido de urgencia por un médico de la empresa de emergencias Intermed, siendo derivado a un centro asistencial local donde quedó internado en grave estado a consecuencia de las lesiones causadas por el fuego.
En tanto, una dotación del Cuerpo de Bomberos acudió al lugar para sofocar el siniestro.
En el marco de la investigación llevada adelante por la Comisaría Primera, se solicitó tanto a Bomberos como a Policía Científica las pericias correspondientes, a fin de poder establecerse si el líquido arrojado sobre la víctima era nafta.
Asimismo se  estableció las circunstancias que originaron el conflicto.
Franco Insúa en esa oportunidad fue alojado en la Unidad de Terapia Intensiva de la Clínica La Pequeña Familia y se decidió posteriormente su traslado al Instituto del Quemado en la Capital Federal.

La IPP tramitó por ante la UFIJ nº 7, a cargo del Agente Fiscal doctor Angel Humberto Quidiello, y hoy condenaron al padre por el intento de querer matar al hijo.