Los Indios se coronaron Campeón del Torneo Estímulos 2013

Compartir

El equipo de Bolivar le ganó a Villegas Ruby lub y Claf Lauquen en el triangular final

El equipo de Bolívar derrotó en el triangular final a la Intermedia de Villegas 17-5 a Claf Lauquen de 9 de Julio 21-13 y se coronó campeón del torneo, consagrando una gran temporada.

Rugby LosIndios equipo

El predio de Villegas Rugby Club fue testigo del triangular final que definía al mejor del Torneo Estímulo 2013.

El orden de los partidos fue sorteado con anterioridad y resulto de la siguiente manera:

1º partido: Bolívar vs Gral. Villegas

2º partido: Gral. Villegas vs. 9 de Julio

3º partido: Bolívar vs 9 de Julio

Se jugaron los tres partidos bajo el formato de tiempo reducido. De esta manera cada partido tenia una duración de 40 minutos en dos tiempos de 20 minutos.

En primer turno jugaron Villegas y Los Indios. Fue triunfo para los bolivarenses por 17-5 dominando el juego, donde habían ido al descanso con el marcador 7-5 a favor. En el complemento estiraron la diferencia y defendieron bien, por lo que los de Gral Villegas no sumaron puntos y terminaron perdiendo el partido.

El segundo encuentro también lo jugó el anfitrión, pero esta vez ante 9 de Julio. Y rápido se puso en ventaja Atlético para cerrar los primeros veinte minutos 14-3 arriba. En la segunda parte fue solo controlar el resultado. Atlético sumo 3 puntos, y el único try de Villegas no alcanzó para dar vuelta la historia: victoria para 9 de Julio: 17-8.

El tercer match resultó una final, ya que ambos llegaron habiendo derrotado a Villegas RC. Los Indios y Atlético. Los de Bolívar y los de 9 de Julio. Partidazo en el que se jugaban todo. Y vaya paridad, que el primer tiempo cerró 8-7 para Indios, es decir arriba por la mínima. Sin embargo, en el último período Los Indios mostró mejor juego y superó a su rival para sentenciar el match 21-13 y festejar.

La comisión de Rugby del Club Atlético 9 de Julio felicita al plantel superior por el logro. Sabemos que un segundo puesto para ellos tiene un sabor amargo, pero la poca competencia que tuvo el equipo durante el año le quitó continuidad y la posibilidad de ajustar y mejorar debilidades y mejorar fortalezas. Aun así sentimos muy meritorio lo hecho y los alentamos a seguir adelante, a no bajar los brazos, tal cual reza alguna de las razones por la cual se juega y se vive el rugby!”