Fue homenajeado el Decano de los periodistas de la Casa Rosada

Compartir

Roberto Di Sandro presentó el libro “A mí no me lo contaron”

di sandro 1

El presidente de la Cámara de Diputaos, Julián Domínguez, encabezó un acto en homenaje a Roberto Di Sandro, periodista decano de la Casa de Gobierno de la Nación. Durante el evento, Di Sandro recibió una medalla por sus 66 años de trayectoria y presentó su primer libro titulado “A mí no me lo contaron”.Roberto Di Sarlo

Estuvieron presentes  Alberto Asseff y José María Díaz Bancalari, diputados nacionales; Nélida de Miguel, Lorenzo Pepe y Romero Feris diputados mandato cumplido; José Ignacio López ex vocero presidencial; Víctor Vugge, jefe de Fotografía de la Casa de Gobierno y Raúl Olmos, director del diario Crónica.

La obra del periodista que lleva 66 años de acreditado en la sala de Periodistas de la casa de Gobierno, señala que “Pasaron 28 gobiernos y vi un solo Presidente”, en alusión a Juan Domingo Perón.

“Los entrevisté a todos salvo a Néstor kirchner que solo lo hice cuando era gobernador”. “El me honró como persona pero no como periodista ya que nunca quiso un reportaje y me regaló una lapicera en reconocimiento a mi tarea”, acotó Di Sandro.

Desde el 29 de octubre de 1947, por la Casa de Gobierno pasaron cientos o miles de personas. Algunos de ellos, en el sillón presidencial, otros en oficinas de ministros y secretarios y los siempre presentes periodistas acreditados. Desde el 29 de octubre de 1947 todos pasaron pero uno se quedó. Se llama Roberto Di Sandro, le dicen el “Tano” y tiene dos pasiones: su vieja máquina de escribir Olivetti y su devoción por el General Juan Domingo Perón.

Las anécdotas más queridas por Di Sandro tienen que ver siempre con los tiempos en los que su admirado Perón y su querida Evita estaban en el despacho principal de la sede gubernamental. El día en el que más se impresionó por el trabajo de “la abanderada de los humildes” fue cuando la conoció. “Perón cruzó la Plaza de Mayo a las 4 de la mañana, fue a buscar a Evita y le dijo: ‘negrita’, nos tenemos que ir, son las cuatro de la mañana’”, ella estaba reunida con un montón de gente del interior y no quería dejar el lugar”, cuenta el “Tano”.

Di Sandro se había definido como “ de Boca, me gusta el tango a muerte, hincha del gordo Troilo y Gardel, y soy peronista de Perón” cuando en la mismísima Bombonera, el club de sus amores le dio una plaqueta en reconocimiento a su trayectoria.

“Me gusta el periodismo actual, se meten por todos lados. Son rápidos, a veces tanto que tienen que salir a desmentir después”, describió.

“Uno lo lleva adentro, uno siente el fuego sagrado de la información”.

Anécdotas y relatos que vivió son los que caracterizan todo el libro que acaba de presentar.