Julián Domínguez: “Algunos usan como marketing nombrar a Perón para conseguir los votos que les serían esquivos si blanquearan sus verdaderas intenciones”

Compartir

Lo dijo al cerrar un congreso de la Unión Obrera Metalúrgica en Esteban Echeverría

Julián Dominguez en esteban echeverríaEl presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, aseguró esta mañana que “algunos usan como marketing nombrar a Perón y Evita para conseguir en el peronismo los votos que les serían esquivos si blanquearan sus verdaderas intenciones”, y sostuvo que “existe lealtad en los dirigentes cuando no traicionan el voto popular y defienden el proyecto por el cual fueron votados”.

Al cerrar un plenario de delegados de la Unión Obrera Metalúrgica en la localidad bonaerense de Esteban Echeverría, Domínguez pidió no olvidarse “de que el pueblo necesitó siempre de dirigentes que se definan, de dirigentes que, como lo hicieron Néstor Kirchner primero y Cristina Fernández después, sean leales a la historia del peronismo”.

El titular de la Cámara baja añadió que “la verdadera lealtad debe darse de los dos lados: existe lealtad del pueblo cuando reconoce a los dirigentes que lo defienden, y existe lealtad de los dirigentes cuando no traicionan el voto popular y defienden el proyecto por el cual fueron votados”.

En el encuentro de Esteban Echeverría participaron los diputados nacionales Carlos Gdansky, Roberto Feletti, Carlos Kunkel y José María Díaz Bancalari; el candidato a diputado nacional e integrante de Smata Oscar Romero; y el secretario general de UOM-Matanza, Hugo Melo.

Por la tarde, Julián Domínguez encabezó una recorrida por Malvinas Argentinas junto al primer candidato a concejal del distrito, Luis Tailhade, y los diputados nacionales Edgardo Depetri y Gastón Harispe. Luego, en San Martín participó de una acto y plenario con la militancia en apoyo al primer candidato a edil de esa localidad, Hernán Lechter.

Allí, Domínguez  remarcó que “este año celebramos 30 años de democracia ininterrumpida y los peronistas queremos construir una sociedad con igualdad de oportunidades donde se imponga la realidad de cada uno y no un materialismo impuesto que se concentra en pocas manos, no un individualismo en el que sólo importe lograr aspiraciones personales a costa de la confianza depositada”. Y concluyó: “Los argentinos no queremos más lobos con piel de cordero”.