sábado, septiembre 18, 2021

Martín de Elizalde “Los destinos de la Nación se encuentran en Peligro”

Como parte de la conmemoración de la Gesta de Mayo, se realizó en la Catedral de 9 de Julio, el tradicional Tedeum. Todo estaba previsto para las 10 de la mañana. Cinco minutos antes, el Obispo de 9 de Julio, Martín de Elizalde, espera con puntualidad  al Jefe Comunal, Walter Battistella y su comitiva. Llegaron cerca de las 10,15 hs.Acto 25 TedeumActo 25 Tedeum O
El Obispo de la Diócesis Santo Domingo de Guzmán, acompañó a la comitiva hasta  los primeros bancos y de ahí se dirigió al altar. Lo aguardaba para la celebración el Padre Enrique Crespo, que leyó el Evangelio.
En el primer banco se encontraban junto al Intendente Walter Battistella, el Párroco de la Catedral, Carlos Tibberi; su esposa Sonia, el Diputado Provincial Jorge Silvestre, el Presidente del Concejo de Deliberante Horacio Baglieto y Jefe de Gabinete, Marcelo Gago. Los restantes funcionario estaban en otros bancos de la Iglesia. No todos los concejales del oficialismo asistieron y de la oposición la única que se pudo ver fue a Isabel Flores, del PRO.
A las oraciones propias de un Tedeum -en latín: ‘A ti, Dios’ – que significa, Himno de Acción de Gracias, el Obispo Martín de Elizande leyó su homilía, tal como suele hacer en acontecimientos de trascendencia.
El referirse al acontecimiento convocante –  conmemorar Mayo de 1910 – el sacerdote al describir la realidad nacional dijo que  “Cuando quienes detentan la responsabilidad política se encaminan hacia la búsqueda de sus objetivos particulares, reduciéndolos a mantener los instrumentos de Poder, t a promover el adoctrinamiento de la sociedad en una misma línea de pensamiento, los destinos de la nación se encuentran en peligro”.
Antes de terminar su homilía, recordó un mensaje que el entonces sacerdote Eduardo Pironio había escrito en 1956 – hace casi 60 años – ” La misión de los cristianos hoy es poner a Dios en el ritmo de la historia. Volver a ponerla en la economía, en el derecho en la cultura, en la política, en la vida profesional, social, y familiar. En una palabra, volver a ponerlo en el campo de las tareas temporales.. y ante posición del cristiano importan dos actitudes. Una, recordó Elizalde citando al fallecido Cardenal nuevejuliense,  es la” de apertura a Dios y la otra darle presencia en el mundo en que se vive. Las dos actitudes van juntas recordó. El cristiano no se puede abrir a Dios sino desde la situación concreta en que se mueve y con vehementes deseos de iluminarla. La única actitud buena es la de la fe viva y encantada”.
Previamente, el prelado había expresado con énfasis que “Las flaquezas y carencias de vida de tantos años de inercia y de ineficacia en la gestión, referido a las estructuras  que precisa un país moderno. La dilapidación de las riquezas naturales y del capital, la falta de creación de bienes abundantes, para cubrir las necesidades de todos, crear trabajo, asistir a los sectores más débiles, educar a niños y jóvenes en los valores trascendentes, promover la igualdad, asegurar la justicia, todos estos males que nos resultan tan familiares, por desgracia, siguen presentes y una visión política cortoplacista no podrán desterrar jamás los errores y una concepción que multiplica el atraso”, enfatizó.
“Tras estas consideraciones el Obispo Diocesano dijo que en este nuevo aniversario – 203 – de Mayo nos encontramos con “una grandísima deuda moral, con una crisis económica y social que clama mejoras y una desorientación de la clase política que le impide mejorar propuestas  y administrar con honesta medianía la cosa pública que le ha sido confiada, con una alternancia política enmudecida y por que no acobardada, y lo que es peor acostumbrándonos  a los vicios que genera  el poder”, dijo el Padre Martín.
Luego el Obispo de Elizalde continuó diciendo que “No le echemos la culpa a quienes están dedicados a la política que es una vocación noble. Cuando no se enceguece se vuelve sedienta de riqueza y de éxitos.
Porque en todos los niveles de la sociedad hay muchas actitudes que deben ser corregidas y no solo en las instituciones y los grupos, que reproducen con demasiada frecuencia los mismos defectos enquistados y de las instancias  políticas, sino en todo los ámbitos de la actividad social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias