En Carlos Casares denuncian por enriquecimiento ilícito al Senador Omar Foglia y a su hermana, ambos del GEN

La Presidenta del Concejo Deliberante de Carlos Casares, Ana Laffont señaló que  el senador provincial Omar Foglia, y su hermana Miriam, actual concejal y ex -directora de Acción Social del municipio de esa ciudad en la gestión anterior, no pueden justificar el incrementos de sus patrimonios viviendo solo de la política, para agregar  que “sin dudas para ellos la política ha sido y es un negocio, su única fuente de ingresos que les ha permitido claramente mejorar fuertemente su estándar de vida”

La titular del Deliberante añadió que “Ellos sí que viven de la política, gracias a la política se hacen casas nuevas o viajan a Europa, a Norteamérica una vez al año como mínimo, o tienen departamentos, y según trascendidos compran campo”

La docente  Ana Laffont, recordó que hace un tiempo desde el Concejo Deliberante la oposición solicitaba declaraciones juradas. “¿Por qué no las presentan ellos, para que la población sepa como incrementan su patrimonio?” se preguntó, para, tras ello afirmar  que la oposición del GEN, a falta de propuestas “quieren desviar la atención ante la tremenda desprolijidad comprobada por parte de la rendición de cuentas del año 2011”.

Por último, la concejal  Laffont afirmó que “sólo quieren desprestigiar, de desgastar porque no tienen propuestas, quieren tapar el sol con un dedo ocultando su ineficiencia en denuncias sin sentido, estamos convencidos que juntos los vecinos de buena fe estamos logrando un Casares mejor para todos, un Casares más Saludable, más Inclusivo y más Solidario” concluyó

La Presidente de los Ediles salió al cruce con estas declaraciones ante la polémica que comenzó el bloque del GEN en el Concejo Deliberante de Carlos Casares cuando denunció que la esposa del Director de Inspección es titular de una agencia de remises que es proveedora del municipio.

Desde el Ejecutivo municipal se defendieron sosteniendo que en la gestión de Seraci (GEN) en 2011 se gastaron $ 400.000 en remises mientras que en el  primer año de gestión de Torchio, 2012, se gastó exactamente la mitad $ 200.000. “Qué es lo que están denunciando, que gastamos menos y somos más eficientes” expresó un funcionario de primer nivel.

Respecto a esto, Ana Laffont afirmó que ha “comprendido que es eso lo que ellos quieren, buscar escándalo para tapar las denuncias que pesan sobre ellos y desviar la atención. La verdad que no nos molesta porque entiendo que simplemente están haciendo politiquería barata desde la difamación porque las encuestas les dan muy mal, no encuentran como revertir la situación y carecen tanto de propuestas para resolver los problemas de la gente como de candidatos para las próximas elecciones” finalizó.