Piden informes por el estado de rutas bonaerenses

Los diputados provinciales de la Coalición Cívica-ARI, Walter Martello y Oscar Negrelli, realizaron un pedido de informes para que el Ejecutivo bonaerense de cuenta del estado de las rutas de la Provincia, en especial las autovías 2 y 11, y la autopista La Plata-Buenos Aires, y brinde un detalle sobre las obras de infraestructura que se realizarán en el transcurso del presente año para mejorar la seguridad vial, luego de que se autorizaran importantes aumentos en los precios de los peajes.

El pedido de informes se produce en momentos en que expertos del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) advirtieron que la Autovía 2 tiene más de la mitad de su recorrido con «calzada irregular», le faltan barreras de contención en las curvas y hay presencia de pozos peligroso, en especial en dirección hacia Mar del Plata.

Los legisladores advirtieron sobre manejos muy poco claros de las concesiones viales. «Hay trascendidos sobre un posible desembarco del empresario Eduardo Eurnekián en reemplazo de la firma Coviares en la Autopista La Plata – Buenos Aires, que podría recibir una indemnización millonaria o algún tipo de beneficio por la deuda que mantiene con el Banco Provincia. Un proceso similar ocurrió con concesión de las rutas 2 y 11, cuando se le abrió las puertas a Eurnekián, que se hizo cargo de la indemnización a la concesionaria anterior a cambio de que se aumentarán considerablemente los peajes. Además, el año pasado, la Provincia también habilitó el ingreso del empresario del juego Cristóbal López que actualmente controla el 20% de la UTE que administra las rutas del Atlántico», afirmaron los legisladores.

Martello y Negrelli remarcaron que desde que el Estado de la Provincia se hizo cargo de la concesión de la autopista La Plata -Buenos Aires, «lo único que se hizo fue aumentar el precio de los peajes. Está demostrado que la empresa Coviares incumplió sistemáticamente, durante años, con las obras que debería haber realizado, como la construcción del tercer carril.  Y nada indica que Eurnekián o las otras empresas que forman parte del Club del Peaje vayan a cambiar la situación, como no lo hicieron en las rutas 2 y 11. Lo que fracasó fue el modelo de concesión, que fue hecho en los ?90 para favorecer a las empresas amigas del poder, a costa de la seguridad de los usuarios viales».
«A esta altura resulta inadmisible que luego de 23 años de concesión privada, aún no esté concluidas las obras para transformar la Ruta 11 en una autovía», concluyeron los legisladores.

Martello y Negrelli afirmaron que, además de reclamar los fondos coparticipables que le corresponde a la Provincia, que permitiría hacer un importante plan de obras, se le debe  «exigir al gobierno nacional -varias rutas nacionales atraviesan por el territorio bonaerense- que destine la recaudación del impuesto a los Combustibles, unos 18 mil millones de pesos, a infraestructura vial ya que actualmente solamente se invierte el 4% de ese gravamen a la Dirección Nacional de Vialidad».

En la Provincia se producen, por año, más de 2500 muertes por año en accidentes de tránsito, y la tendencia va en crecimiento. Los especialistas atribuyen esta situación, en gran parte, a las deficiencias en la infraestructura vial y a la falta de inversiones.