BIENVENIDO… y a VIVIRLO!!!

Comienza un nuevo año. Es el décimo segundo del Siglo XXI que estamos transitando. Se vivirán 365 días. Será de una oportunidad durante 24 hs. a lo largo de los 12 meses. A perder esa posibilidad, dependerá de cada uno, como protecto el tiempo, organigramas y propuestas cotidianas.

Desde la astrología, inicia el año de la Serpiente, que transitará desde  el 10 de Febrero al 30 de Enero de 2014, según el Calendario Chino.

El Signo de la Serpiente dentro de la astrología china es considerado como un animal sagrado, de aspecto positivo y de buena suerte, también relacionado con la sabiduría. En China la consideran una entidad protectora y en India es simbolizado por el dios Shiva. En Mesoamérica también eran veneradas por gran parte de las culturas indígenas que allí florecieron. El ejemplo más famoso es el del Dios Quetzalcoatl, la Serpiente Emplumada, Kukulcan para los Mayas. Además en algunos países asiáticos, al igual que el Dragón, es utilizada como símbolo en algunas artes marciales. Pues en ella se han inspirado los diferentes métodos de defensa personal en la China milenaria.

Las personas nacidas bajo este signo son consideradas como nobles, sabias y comprensivas. También pueden ser sensuales, superticiosos, orgullosos y vanidosos. Al igual que los nacidos bajo del signo de la Rata también les gusta el lujo y el refinamiento.

En occidente cuando una es persona perversa se le llama “vivora” de forma metaforica, como algo negativo. Según las creencias cristianas este animal representa el pecado. En cambio llamarle a una persona “serpiente” en el Lejano Oriente, especialmente a una mujer, es algo positivo y significa atracción sexual, afecto, cariño y ternura.

Teniendo presente que el año cuenta con 365 días, significa que esas son la cantidad de oportunidades que tiene cada persona para cambios, modificaciones, esperanza, esmero, empeño, amor y cada emprendimiento diario. Es decir, una oportunidad cada 24 horas!

Los primeros en recibir el nuevo año fueron los habitantes de Australia, Samoa, de Nueva Zelanda y de otras islas de la línea del Pacífico donde se marcó el cambio de día. Apia, Samoa, fue la primera capital en recibir el nuevo año a las 10 GMT (7 de la mañana de Argentina).

Después de las islas del Pacífico Sur y Nueva Zelanda, los espectaculares fuegos artificiales en la bahía de Sídney, en Australia, inauguraron la ronda de festejos para recibir el nuevo año 2013.

Ante cientos de miles de personas —los organizadores esperaban más de 1,5 millones— la cantante australiana Kylie Minogue fue la encargada de apretar el botón que ponía en marcha los tradicionales fuegos artificiales que cada año surcan el cielo en la bahía de Sídney, iluminando su famosa ópera con forma de velas marinas. “Esto realmente muestra el lugar que ocupa Sídney en las celebraciones de llegada del Año Nuevo en el mundo”, dijo el alcalde de la ciudad, Clover Moore.

En Europa, las celebraciones comenzaron en Rusia con fuegos artificiales en la Plaza Roja de Moscú, sobre el Támesis en Londres después de que el Big Ben marcó la medianoche con sus 12 campanadas y en otras muchas capitales europeas, desde Estocolomo a Lisboa pasando por la Puerta del Sol de Madrid.

En cambio, no hubo fuegos artificiales en París donde, como cada año, se espera la afluencia de decenas de miles de personas, muchas de ellas turistas, a los Campos Elíseos y al pie de la Torre Eiffel para celebrar la llegada al año 2013.

La fiesta más seguida fue la de Berlín donde un millón de personas en la Puerta de Brandeburgo celebraron la velada “Welcome 2013”.

En Nueva York, cientos de miles de personas se dieron  cita en Times Square para asistir a una tradición de más de un siglo de antigüedad: el descenso de una bola de cristal multicolor a lo largo de un poste durante 60 segundos, hasta la medianoche.

En Río de Janeiro, los fuegos artificiales que durarán 16 minutos podrán verse desde la playa de Copacabana, donde se espera la asistencia de más de dos millones de personas, entre cariocas y turistas.

Por primera vez, la Birmania budista, que dejó atrás décadas de aislamiento para sumergirse en una transición democrática, celebró el acontecimiento al unísono del planeta con un espectáculo pirotécnico previsto en Rangún en presencia de 50.000 personas.

En Japón, las familias suelen aprovechar estos días para acudir a los templos antes de sentarse delante de la televisión para ver el programa de fin de año “Kohaku Uta Gassen”, seguido por un 40% de los japoneses. En Dubái, grandes fuegos artificiales iluminaron las 200 plantas del Burj Jalifa, la torre más alta del mundo, mientras de fondo sonó la música sinfónica tocada en directo por la Orquesta Filarmónica de Praga.

Bienvenido… y a Vivir el Nuevo Año!!!