El agua afecta a campos y caminos en importantes proporciones