Lo abogados celebraron su día

Con motivo del “Día del Abogado” anoche con una cena los profesionales del derecho realizaron una celebración organizada por la Asociación de Abogados Nuevejuliense que preside Bernarda Ormaechea.

En el encuentro estuvo el Presidente del Colegio de Abogados de Mercedes, Horacio Vero. Durante la misma se hizo un reconocimiento a los ex-presidentes de la institución de 9 de Julio desde el año 1973 a la fecha. Se les entregó un Certificado. Así lo recibieron: Roberto Galleto, Enrique Álvarez, Jorge Gonzalez, Carlos Malis, Omar Ormaechea, los familiares de Gustavo Comesaña, Leandro González Frea, Sebastián Malis, entre otros.  Tambien se distinguió por los 30 años de profesión a los abogados Jorge López y José López Nuño, Sergio Pignataro  y Roberto Ghergo.

A su vez, el Presidente del Colegio con asiento en Mercedes, Horacio Vero que además, canta y escribe leyó un poema  de su autoría de su libro “Poemas a Despacho”, llamado «A mis colegas de pasillo».

Yo soy el abogado.

Aquel que cada mañana va recorriendo juzgados,

Y anda a los apurones por ese escrito con cargo.

El que soporta la espera, el que se banca los paros

Y debe poner la cara si todo sigue “a despacho”.

El que abre el escritorio y busca ganarse el mango

Y el que la pelea duro cuando flaquea el trabajo.

Yo soy el abogado.

Tantas veces de pleitero injustamente acusado.

Al que siempre lo consultan cuando se ven “apretados”,

En la calle, en el cine o en la cola del mercado.

El que “pone” sin dobleces su paciencia de artesano

Para llegar al final con deudor insolventado.

Yo soy el abogado.

El de cédulas y oficios, a pulmón diligenciados.

El que ha de tolerar el sistema colapsado,

Las nuevas disposiciones de Rentas y de Catastro,

los timbrados del Registro  y el humor del funcionario.

El que hace de estratega, de confesor y de malo,

De mediador y de amigo, de psicólogo y de hermano.

El que sale a cara o cruz, con niebla o lluvia viajando

Porque justo le fijaron una audiencia bien temprano.

El que se muerde los labios porque el testigo ha faltado.

El que sufre taquicardia mientras va leyendo el fallo.

Del mostrador para acá. Del pasillo, quede claro.

El que recorre juzgados durante meses y años.

A mucha honra, señor, ése soy yo, el abogado.

La Titular de la Asociación de Abogados de 9 de Julio, no se encontraba toda vez que está en Europa acompañando a su esposa quien trabaja en una Multinacional y periódicamente se desplaza a distintas ciudades del mundo. Recientemente volvió de Japón. El lunes lo hace del viejo continente.