Controlaran el ausentismo de los empleados

El gobierno bonaerense informó ayer que se extenderá a todos los ámbitos de la Administración pública el control del presentismo del personal; una medida que se enmarca en la crisis financiera que atraviesa la Provincia.
Con declaraciones que ponen en evidencia diferencias de criterio entre integrantes del gabinete de Daniel Scioli, varios ministros hablaron en las últimas horas de las medidas que se adoptarán con relación a los empleados públicos y que harán eje en la cuestión del ausentismo y los sistemas de licencias que existen para su cobertura.

Así, la directora general de Educación bonaerense, Silvina Gvirtz, emitió un comunicado al que tituló “no se analiza ningún ajuste” y agregó que quería “llevar tranquilidad a los docentes” ya que “todas las medidas que se puedan tomar tienen como objetivo mejorar la educación”.

COMUNICADO DE ESCUELAS

En ese tren, Gvirtz afirmó que “la partida de Personal se mantendrá intacta; no está en nuestros planes suspender ninguna suplencia”. Y acotó que el ajuste -“la austeridad en el gasto”, en su definición- se aplicará sobre “las partidas destinadas al funcionamiento del nivel central” (los administrativos del ministerio) y a través de “la limitación en el beneficio de la educación privada ya anunciada”.

La funcionaria admitió, no obstante, que habrá medidas en torno del ausentismo y anunció, en ese sentido, que “se pondrá en marcha un plan integral de presentismo para todos los empleados de la Provincia”.

Tras ese comunicado, el jefe de Gabinete de la Provincia, Alberto Pérez, salió a informar también que se implementará un “plan integral de presentismo” en toda la Administración.

 

LA LUPA SOBRE EDUCACION

Pero, lejos de aseverar que en Educación “no se suspenderá ninguna suplencia”, el jefe de Gabinete puntualizó que el sistema que se implementará “nos permitirá detectar los excesos” del ausentismo “y tomar las medidas necesarias”, poniendo como ejemplo justamente “el marco de las suplencias que se da en Educación”, donde “la situación es sumamente preocupante -afirmó-, con un promedio de ausentismo del 24%” (ver pág. 9).

 

“PLAN INTEGRAL”

Pérez detalló, asimismo, que el “plan integral de presentismo” será desarrollado por los ministerios de Salud, Trabajo y Educación, con una convocatoria a los gremios y mediante un convenio con el Colegio de Médicos provincial.

El objetivo, según dijo, es “crear un sistema de información que permita relevar las causas de las licencias médicas y trabajar en planes de prevención de las enfermedades”, y sobre esos datos, “detectar los excesos y tomar las medidas necesarias”.

 

CRISIS Y RECORTES

Por lo demás, tanto Pérez como Gvirtz trataron de desvincular estas medidas con la reducción de gastos que se propone aplicar la administración Scioli en el marco del profundo déficit de las cuentas de la Provincia y en la búsqueda de contar a fin de año con los fondos necesarios para pagar sueldos y aguinaldo.

“Estamos trabajando para optimizar la inversión y mejorar los servicios de educación, salud y sociales que brinda la Provincia”, dijo Pérez, para añadir que “somos y seguiremos siendo quienes más invertimos en el área educativa”.

Sin embargo, había sido otra integrante del gabinete de Scioli, la ministra de Economía, Silvina Batakis, quien relacionó directamente el recorte de suplencias en Educación con la crisis financiera y el achique de gastos que se diseña.

En una entrevista sobre, justamente, el déficit de las cuentas, y consultada sobre “cómo se asegurará” el gobierno provincial “el dinero para llegar a fin de año”, la funcionaria dijo que están “desmenuzando el gasto” y agregó: “les seguimos buscando la vuelta a los ausentismos en Educación y Salud”.

 

“Excesos”

El nuevo sistema de contralor del presentismo que se instrumentará en la Administración pública provincial “permitirá detectar los excesos y tomar las medidas necesarias”. Así lo subrayaron ayer desde el gobierno de Daniel Scioli, indicando que el futuro mecanismo hará eje en las causas de las licencias médicas.